Trabajar en Noruega, esa pesadilla de trols

QUERIDO LECTOR O LECTORA QUE ACABAS DE LLEGAR AQUÍ. HAS DE SABER QUE ESCRIBÍ ESTO RECIÉN LLEGADA A NORUEGA. VARIOS AÑOS DESPUÉS APRENDÍ QUE 1) EN NORUEGA LOS JEFES SON COMO EN TODOS SITIOS, UNOS LISTOS. 2) QUE EN MUCHOS SITIOS DE NORUEGA -SIEMPRE HAY EXCEPCIONES, FALTARÍA MÁS- EXPLOTAN A LOS EXTRANJEROS TANTO COMO EN OTROS SITIOS O MÁS, APROVECHANDO QUE NO ENTIENDEN O DESCONOCEN LAS NORMAS LABORALES (PAGOS EXTRA POR FESTIVOS, NOCHES, JUBILACIÓN, ETC.). ESO SÍ, PUESTO A QUE TE EXPLOTEN, QUE TE EXPLOTEN EN NORUEGA, AL MENOS GANARÁS MÁS QUE SI TE EXPLOTAN EN OTRO PAÍS. SI QUIERES VIVIR COMO UN NORUEGO, BUSCA UN TRABAJO CUALIFICADO. ESA ES LA CLAVE. ¡SUERTE!

Vivir en Noruega es caro si tu sueldo no tiene esa nacionalidad. Ahora, consigue un curillo en el país de los fiordos y no solo disfrutarás de montañas brutales y cascadas infinitas, además podrás hacerte un colchón económico interesante sin tener que deslomarte. Si eres de la Cofradía del Puño Cerrao (orden que no comparto), puedes marcharte de aquí con más coronas que una casa real. No por nada cientos de jóvenes llegan a Noruega cada verano para hacer la temporada. Guías, camareros, conductores, monitores deportivos, dependientes, etc. Todo por el turismo, todo por los idiomas, todo por la pasta. Siguiendo esa estrella llegan hasta aquí.

Cristina E. Lozano en la Voss Train Station Souvenir Shop

Como ya sabrás si sigues viaja en mi mochila, a mis empleos de periodista, social media, y lo que surja he sumado este verano el de manager de la tienda de souvenirs de la estación de tren de Voss. Entré como dependienta y mi jefe me ascendió a manager a las tres semanas. Sospecho que valoró mi eficiencia, iniciativa y buen hacer, pues al menos una vez por semana me da las gracias por esas cosas. Que te valoren es fantástico, incluso más que que te paguen un sueldo noruego, que ojo, me encanta también. Mucho. Cuando estoy cansada hago la cuenta de cuánto voy a cobrar y resucito. A veces pienso que soy una periodista venida a tendera con sueldo de ingeniera (en un país serio, no en España). En esos momentos no sé si reír o llorar, he optado por lo primero.

¿Cómo es trabajar en una tienda de souvenirs noruega? Como siempre, hablo desde mi experiencia: me lo paso pipa, no tengo que pensar (a un nivel intelectual que implique cansancio mental) y cobro un pastizal (relativamente). Siempre que puedo (ósea, casi siempre porque soy la manager y el horario lo hago yo) trabajo de 8 a 15. Mi actividad consiste en sonreír, ayudar a la gente a que encuentre lo que busca (y a poder ser encasquetarle algo que quiere pero aún no lo sabe), cobrar y poner todo bonito y/o ordenado.

Voss Train Station Souvenir Shop

A veces doy información turística, cambio y café. Cuento chaquetas y preparo pedidos. Todo con la radio puesta. Rihana, Bon Jovi y Michael Jackson son ya casi mis mejores amigos, y me divierte ver a los clientes cantando y bailando por la tienda sin darse cuenta.

Trabajo en inglés, aunque estoy aprendiendo palabras en muchos idiomas. Ya sé decir hola (jai, jai o jalú), gracias (tak) y adios (jadhé) en noruego. También 25 (s’chuefem) y 30 (trenti) coronas (kroner) que es lo que valen el café y el agua, respectivamente. Tengo una chuleta y todo. Noruego que viene, noruego que le casco el precio en noruego, aunque no siempre lo entienda. No te rías, por lo visto podría pasar por noruega. ¡Los japoneses piensan que soy noruega cuando llevo gorro y quieren hacerse fotos conmigo!

Cristina E. Lozano en la Voss Train Station Souvenir Shop

Es lo más, me parto. Casi tanto como cuando los españoles me preguntan que donde he aprendido a hablar tan bien español. Señores, un poco de sentido común, por favor.

Trabajando de cara al público en Noruega estoy aprendiendo muchas cosas. Por ejemplo, que la gente no tiene problema en hablarte en su idioma alegremente. Los chinos me hablan en chino y los alemanes en alemán, como si yo ‘noruega’ tuviera que saber chino o alemán. Luego dicen de los españoles, pero los españoles se esfuerzan, de verdad te lo digo. Y los noruegos cuando les digo disculpen que aún no se hablar noruego, estoy aprendiendo, me piden disculpas. ¡Me piden disculpas ellos a mi por hablarme en su idioma! De locos.

Voss Train Station Souvenir Shop

Los clientes son majos. Diría que el 70 por ciento son agradables, que hay gente supersimpática, aunque como en todos lados hay personajes que se merecen una patada en la cara con una bota de montaña sudada. Pasan tantas personas por la tienda y tan diversas que a veces me veo envuelta en situaciones de lo más rocambolescas. Hay días que valoro escribir un libro. He pensado titularlo la alegre tienda de los trols horripilantes y los mil millones de asiáticos.

UN MUNDO DE TROLS

De los recuerdos que vendo algunos me gustan, otros (muchos otros) no los llevaría ni como leña de hoguera. Los trols no me entusiasman nada, a excepción de unos que son irrompibles que utilizo para aturdir a los clientes: los lanzo contra el suelo para que vean que no se rompen (¡es que son irrompibles!), alucinan en colores y la mitad de las veces me los compran.

Sinceramente, creo que esos trols conspiran contra mi. Se pansan el día frente a mi mostrador vigilándome con sus caras de trol, sus brazos de trol, y sus manitas de trol. Igual es porque les pego, ¡pero es por una buena causa! Es para que puedan salir y ver mundo, y nosotros nos hagamos ricos sin tener que encontrar petroleo. Mis compañeros dicen que acabaré poniendo nombre a los trols. Tras un mes entre ellos comienzo a considerarlo.

FAN DE LOS VIKINGOS

Los vikingos me hacen bastante más gracia que los trols. Hay algunos muy monos que se besan, lo cual no se me antoja ni fiero ni vikingo. Tenemos hasta gorros con cuernos y toda la pesca. Y una gorra en la que aparece el Che Guevara con un casco vikingo. Esto último me parece excesivo, aunque muy cómico. Y la gorra es mona, por lo menos no está llena de salmones bordados como otras gorras. True story.

Che Guevara con casco vikingo

Vendemos jerseys horrendos confeccionados en Escandinavia, calcetines con renos, camisetas con la bandera del país, más troles y más renos de peluche, artículos de piel de alce, libros turísticos, decoración navideña, postales de la época en que se formaron los fiordos, y cuadros de un artista local que responde al nombre de Arvid Norendal. E imanes, por supuesto, pero cada día que pasa entiendo menos por qué a la gente le gustan tanto los imanes. ¿Es porque se pegan? ¿Es porque son pequeños? ¿Es porque tienen colores? ¡Pero si valen seis euros! ¡Seis euros y son made in China! ¡Si con seis euros te tomas lo menos cuatro cañas en España! ¿Alguien me lo puede explicar? Gracias.

A LA RICA CHAQUETA (DE 70 PAVOS)

Pero nuestro producto estrella -el favorito de mi jefe- son las chaquetas, mayormente porque son una cosa ‘bara-cara’ que vendemos muy bien y nos da mucho dinero. Como los turistas vienen helados les cuesta más bien poco dejarse 70 o 90 euros en una chamarra. Son bonitas, a mi me gustan, y vienen con tax free.

Una vez una china me compró cuatro de golpe. ¡Alegría! No sé yo si esas parkitas quitan mucho el frío, pero son monas. Una pesa 300 gramos y viene con un saco para que la aplastujes y la metas en el bolso. Mola. ¿Qué piensa la gente que es Noruega? Recordad niños, si subís hasta aquí traeros un plumas que no cale aunque sea agosto. Desgraciadamente, seguro que lo vais a necesitar.

Bola de Navidad de la Voss Train Station Souvenir Shop

LOS HELADOS, ESE VICIO NORUEGO

También vendemos comida. Refrescos, zumos y aguas. Entre ellas agua de Voss, que no se embotella en Voss sino cerca de Bergen. Siento romper tu sueño, pero es lo que hay. Chocolatinas, patatas fritas y sandwiches caseros también hay. Mi jefe, un noruego muy simpático que muchos días viene con chanclas porque dice que es verano, hace el pan de los sandwiches a mano. No me lo acabo de creer del todo pero mira, vale, hace el pan a mano. Fin.

Mi jefe me cae guay, un día nos llevó a todos los compañeros en un barco por el fiordo, y nos preparo gambas y mejillones. El otro día me trajo fresas. Y la idea de hacerme manager y subirme el sueldo salió totalmente de él. Como ves, el ambiente laboral es igualito al que se puede encontrar en cualquier empresa de España (esto es sumamente irónico, por si no ha quedado suficientemente claro).

Vikingo en la Voss Train Station Souvenir Shop

Helados, también vendemos helados. No te haces a la idea de cuantísimos helados comen los noruegos. Que quieran café calentito aunque sea insulso y aguado lo entiendo. Pero, ¿helados? ¡Con el frío que hace! Si no son de Regma ni nada, son de esos medio de plástico que podrían ser helados o piezas de Ikea. Cucuruchos prefabricados, mantecados que diría mi abuela y polos. Hay uno que se llama Japp. Es una chocolatina-helado con caramelo. Es mi favorito.

Con todo, creo que empiezo a integrarme: ya tomo café insulso y como helados fríos estando a 15 grados. Donde fueres haz lo que vieres. Era así, ¿no?

CONFESONES DE CURRANTA

El trabajo está  bien, pero entre este y el resto muchas veces estoy reventada. Mi trabajo de freelance crece, y en la tienda meto más horas que en la guerra (porque quiero, y quiero porque se paga por tiempo trabajado). Es curioso que teniendo días de 24 horas me falte tiempo. A veces pienso que dormiría 100 horas, pero la luz no me deja ni hacer siete del tirón. Sin embargo, volver a casa en bici viendo el lago y contando cascadas me cura todos los males (¡una vez conté 15 cascadas!). Y si el lago y las cascadas no funcionan, entonces hago la cuenta de lo que me van a pagar y mano de santo. Otra vez soy feliz y quiero bailar.

Como ves es horrible el exilio temporal en Noruega: te valoran, te pagan bien, cada minuto extra está remunerado y ves muchas cascadas. Ya te digo, una pesadilla. Vivo con miedo a que aparezca Freddy Krueger esquimal entre los trols. Esto es un infierno en toda regla. Ni se te ocurra venir. Lo pasarás fatal.

Reno de peluche de la Voss Train Station Souvenir Shop

Viaja en mi Mochila en directo a través de  Twitter,  FacebookInstagram y YOUTUBE. Si lo prefieres, suscríbete al boletín mensual y recibirás la información más relevante por e-mail una vez al mes. Todas y cada una de las opciones son válidas, gratuitas y contribuyen a que esta web pueda seguir generando contenidos. Apúntate, ¿a qué esperas?

48 comentarios en “Trabajar en Noruega, esa pesadilla de trols

  1. Cristina, me encantó la entrada y ya te digo que si escribes el libro lo compro enseguida .D menuda aventura estás viviendo, no tenía ni idea que estabas currando entre Trolls y Che Guevaras vikingos… no hay muchos que pueden presumir de esto eh! Sigue disfrutando y sigue contándonos tu aventura noruega 🙂
    Un abrazo!!

    1. Gracias Lety. Ja, ja, ja. Pues me estoy replanteando lo del libro porque esta manana una senora (asiatica) me ha querido comprar mis botas de montana de hace 12 anos!!! Ja ja ja. Pues si, esto es toda una aventura. A ver como acaba. Abrazo grande bella, donde quiera que estes!!! (Donde estas ahora?)

  2. Me he reído un montón con tu artículo jaja! Y he tenido un poco de envidia sana también, si es que los países nórdicos son otro mundo… Normal que vayan así de bien. Estuve hace poco en Islandia y fue una auténtica pasada, te lo recomiendo si no has estado. ¿En Agosto aun hace buen tiempo por allí? Con el calor que hay en Barcelona bien apetece tomarse un helado en Noruega xD Ah, ¿y que tal el té noruego? 😛 ¡Un abrazo!

    1. Me alegro mucho Cristian, me gusta sacaros una sonrisa. Noruega va bien si, pero sus caracteristicas ayudan (solo 5 millones de personas, infinito terreno, petroleo para dar de beber a un campamento romano…). Como todos los paises tienen cosas buenas y cosas malas, pero el respeto en el trabajo es una de las buenas, una de esas que los seres humanos no deberiamos perder. Esto es precioso, pagan bien, pero en invierno tiene que ser duro.

      El noruego no es tan dificil como pensaba, pero tampoco es facil. Como no tengo tiempo de estudiar, aprendo lo que aprendo en la tienda. Osea, poquito. Pero menos es una piedra. Y el tiempo… Ahora no es que haga un tiempo de escandalo. Creo que fuera hace 10 grados. Ya me iba yo a comer el helado ese a Barcelona 😉

  3. ¡Pero, bueno! No tenía ni idea de esta aventura. Pensaba que sólo estabas de vacaciones… Qué envidia más rica me das y vaya experiencia chula que estás viviendo 🙂 ¡¡Un abrazo fuerte!!

    1. Vacaciones? Que vacaciones? Yo no se que es eso Marta, soy autonoma ja ja ja. Pero bueno, dentro de lo que hay aprovecho todo lo que se puede y, en este caso, creo que me he montado una experiencia muy interesante. Un abrazo grande bella, si vienes por Noruega te invito a un te 😉

  4. Hola, me ha encantado tu post, muy divertido. Estoy pensando en buscar trabajo también por esos nortes… ¿me podrías ayudar? ¿Cómo conseguiste tu trabajo? ¿Es necesario conocer a alguien allí y tener contactos? ¿Qué páginas web de empleo recomiendas en Noruega? Muchas gracias. Si voy, te visito sin duda. ^_^

    1. Hola Raquel. Me alegro mucho que te haya gustado el artículo. Si, evidentemente lo ideal es tener contactos aquí. Yo tenía amigos y a través de ellos conseguí el trabajo. No recomendaría a nadie venir a lo loco a un país tan caro como Noruega (porque es muy caro, no porque me parezca que no haya oportunidades). Si no conoces a nadie, te sugiero que busques empresas noruegas y empieces a mandar CV. Siempre será mejor venir con algo ‘seguro’. Si vienes por aquí, visítame. ¡Suerte guapa!

  5. Genial la entrada! noruega esta muy chula en lo que se refiere a trabajar y paisajes. yo sólo conozco Trømso pero tengo pendientes más visitas y quizás mudarme allí con mi marido, aunque ahora trabajamos en el norte de Escocia y el ambiente de trabajo es muy parecido al que tu comentas. si es que Spain es diferent! suerte por allí 🙂

  6. Sin duda Noruega es un país con una alta calidad de vida, envidiable en cuanto a la calidad de formación que tienen también, además tiene unos paisajes y cada cosilla que ver que…te deja sin palabras

    Enhorabuena y adelante 😉 Sin miedo a esos trolls malignos jeje

    ¡¡Saludos desde España viajera!!

  7. hey Cristina
    yo estuve en esa tienda apenas unos 15 días antes que llegaras tu.
    que sepas que me encantan los trolls … tendría mi casa llena de éstos. lo que no se rompan no se… recién lo traje a casa y uno de ellos perdió la narizota.
    Viva tu exilio y tu jefe guay!
    Disfrútalo mucho y de ese “ambiente laboral” que acabara por quemarte… jejeje
    un beso guapa…

    1. Comprarias uno de los de ceramica Maria, los de goma grandotes no se rompen. Te lo digo yo que los estampano todos los dias ja ja ja. Jo, que pena no haber estado cuando tu viniste. Hubiese tenido gracia. Nada, tienes que volver 😉

  8. Hola Cristina, en primer lugar déjame darte un abrazo desde Lima – Perú , leer post como el tuyo me inyecta de energía, nada como un buen post de camino al trabajo donde algunos deambulamos entre seguir en lo “seguro” o tomar una mochila e ir por nuevos nortes.
    Beso!!!

    1. Hola Tony. No, no puedo decirte donde encontrar trabajo de conductor pero si quieres encontrar un trabajo de conductor en Noruega te recomiendo buscar en Internet empresas que hagan tours con turistas (hay muchisimas, tanto en Noruega como en Suecia). Suerte!!!

  9. Pingback: Whattimesailing.com. A Travel Blog @Ipaelo y @Manmely
  10. Hola, qué humor el tuyo!!!!

    Me encantó no pasar de largo y poder leerte, de las cosas que uno nunca se arrepiente.

    Un saludo desde la tropical Colombia.

  11. Buenísimo el post! Me encanta tu forma de escribir y tu sentido del humor. Cuando visité Noruega, recuerdo que los trolls no me gustaban nada y me preguntaba cómo alguien podía llevarse algo tan “feo”. Al final, terminé comprando un troll periodista ?¿?¿? y le he cogido tanto cariño que ahora es uno de mis souvenirs favoritos. Así que tras compartir tantas horas y miradas, quizá tu también les empieces a ver el lado atractivo 🙂

    1. Ja ja ja. Me parto con lo del troll periodista (por favor, mandame una foto por Twitter o algo, quiero verlo). No se yo, la verdad es que les tengo bastante mania… Pero aun quedan dos meses y estoy empezando a ponerles nombre. Me preocupa.

      Gracias por tu comentario. Me alegra mucho que te guste como escribo. Seguire haciendolo si los trols me dejan. Un abrazo gran desde la helada Noruega.

  12. Hola Cristina, quería darte las gracias por el café al que me invitaste en tu tienda, encantada de conocerte, seguiré leyendo tus post y descubriendo mas cosas de Noruega. Ya estoy de vuelta en casa y mis sobrinos están encantados con los maravillosos platos que adquirí en tu tienda. Besos y sigue así.

    1. Hola Toñi, que ilusion recibir tu mensaje (lo estoy leyendo desde la tienda, je je je). Me alegra mucho de que pasaras por aqui y de que tus sobris les gustaran los platucos. Ya sabes, cuando quieras otra cafe u otros platos aqui estamos. Abrazo grande.

  13. Hola Cristina.
    Hace unos días pasé por tu tienda y compré algunos imanes de trolls. A mi sí me gustan…será que soy de la generación de David el Gnomo y sus enemigos los trolls. Coincido en tu apreciación de los jerseys, son como los que te regalaba tu madre o abuela y no querías ponerte en la vida jajajaja.
    También soy fan de los imanes, mas que nada porque cada vez que paso por el frigo y veo todos los que tengo me pongo loco de contento y me acuerdo de los viajes que he hecho.
    Este de noruega es espectacular aunque voy a tardar en recuperarme economicamente jejejeje.
    En el viaje vi a muchos jovenes españoles como tú que se buscan la vida tan lejos de su país. Independientemente del tema económico me parece magnífico que la gente joven quiera salir al extranjero. Una experiencia así te enriquece y te abre las miras.

    Aunque fuera un minutito fue agradable hablar contigo. Eres muy simpática.

    Un abrazo!

    1. ¡Muchas gracias por tu comentario Juanjo! Me ha hecho mucha ilusión, y además me gusta mucho el enfoque del tema ‘imanes’. A partir de ahora cada vez que un chino se lleve uno pensaré que cada vez que pase por la nevera le recordará su viaje y eso, quizá, le saque una sonrisa. Un abrazo grande desde Voss, Cristina.

  14. Cristina, no me he olvidado de tí. Tú no me recuerdas. El periodista y escritor catalán que te visitó en Voss (día 17 de julio) y prometió enviarte un libro que he finalizado este año. No me olvido. El lunes me reincorporo al despacho (la “fábrica de mentiras”) y te enviaré el libro. Se titula “Las señoritas de Aviñón”. Tienes la obligación de leerlo y hacerle una crítica feroz.
    Espero que te lo sigas pasando tan bien como pude comprobar en mi visita. Yo me fui en el Hurtigruten hasta North Cape y viví tres noches con “sol de medianoche” inolvidables, aparte de una medianoche de niebla en el Trollfjord, fiordo de las Lofoten. Fue mágico, excepcional y propio de un mundo maravilloso y de ensueño.
    Un beso y hasta el lunes en que te envío el libro vía e-mail.
    Josep

    1. Claro que te recuerdo Josep. Fue un placer conocerte y muy interesante tu visita a mi tienda. Me alegra saber que tu fuiste de este maravilloso país que es Noruega con tan buen sabor de boca. Ojalá que te haya inspirado lo suficiente para en lo posible, tú que puedes, hacer que dejen de fabricarse y/o publicarse tantas mentiras. Estoy deseando empezar tu libro. Un abrazo, Cristina E. Lozano

  15. Ay, qué sana envidia que me das, ¡y encima trabajando en una estación de tren, aunque sea en la tienda de souvenir!

    Enhorabuena por haber sido capaz de lanzarte a esa aventura. La gran mayoría no se atreve a dar un salto así. Llegué aquí cuando ví que escribías en directo sobre las cascadas que tenías delante, y sobre aquella primera aurora que viste en Voss, y creo que me quedé un ratito andurreando por tu blog.

    Mi enhorabuena también por cómo escribes. ¡Engancha!

    Un saludo

    1. Pues si Javier, aqui estoy, en una tienda de souvenirs de una estacion de tren. Una divertida locura que me esta dando muchas historias que contar.

      Me alegra mucho que te haya gustado mi blog y que te hayas quedado un ratito leyendome. La idea de llevaros en mi mochila de verdad, de ahi el ‘directo’ (en la medida de lo humanamente posible). Pero para directo Facebook (‘viaja en mi mochila’ en Facebook), ahi voy contando el dia a dia o, mas bien, lo que me parece mas interesante. Y vienen muuuuchas cosas. Estoy emocionada 😀

      En fin, que de verdad gracias por leerme. Si tu tren te trae hasta Voss pasate y te invito a un cafe. Abrazo grande desde Noruega,

      @CristinaELozano

Deja un comentario