Aventura en El Soplao, mil formaciones excéntricas al alcance del espeleólogo novato

Hablamos de soplao cuando una galería minera corta una natural y se establece una corriente de aire entre las dos. Existen muchos soplaos en el mundo, la mayoría chiquitos y aburridos. Sólo unos pocos como El Soplao son enormes y espectaculares. En la comarca Saja-Nansa, allá donde Cantabria y Asturias se besan, uno puede convertirse en espeleólogo por un día y recorrer más de dos kilómetros de galerías subterráneas. Atrévete a pasear entre miles de formaciones minerales que, con gracia y descaro, desafían a la mismísima ley de la gravedad.

Eso es lo que propone la visita Turismo-Aventura El Soplao, apta para personas sin experiencia en cuevas y no demasiado entusiastas de meterse bajo tierra. Una forma emocionante de descubrir la cavidad ataviado con mono y casco de minero. ¿Que por qué es emocionante? Porque la visita se realiza casi a oscuras (te alumbra poco más que tu linterna) y, durante su duración, probablemente irás más preocupado por dónde poner el pie que por disfrutar de las paredes. Entoces, de repente, levantas la vista y ¡sorpresa! Sobre tu cabeza espera una silenciosa horda de impolutas estalactitas para darte la bienvenida. Y así a cada paso, sin saber nunca qué te vas a encontrar.

El recorrido aventura transcurre por las galerías del Campamento, el Órgano y el Bosque, las tres fuera de la visita turística regular. En ellas podrás contemplar enromes coladas que caen en forma de cascada, un polvo conocido como moonmilk o leche de luna, coquetas campanitas (comúnmente denominadas macarrones), estalactitas coca cola o ambarinas (presentan tonos amarillentos, rojizos, marrones y negros, muy poco habituales), elegantes aragonitos, y extraños estromatolitos de manganeso que las bacterias van construyendo lentamente por quimiosítesis. Todas extrañas formaciones minerales, muchas únicas en el mundo. Por no hablar de los miles, probablemente millones, de estalactitas que cuelgan de los techos creando formas caprichosas que crecen y se convinan sin tener en cuenta ley física alguna.

Cualquier duda o problema que pueda surgir durante este paseo subterráneo la resolverán encantados los guías, dos por grupo, que abren y cierran la expedición. ¿Lo más complicado del recorrido? Dos pasos un poco bajos (tanto para subir como para bajar) y unas muy verticales escaleras. Pero no te preocupes de más. El recorrido es bastante sencillo y está pensado para que casi cualquiera lo pueda realizar. En general el espacio de la cueva es bastante amplio (nada de tener que ir arrastrado por el suelo en plan Comandos) y, en mi opinión, la sensación de agobio y/o sofoco es mínima.

¿Lo peor de este tipo de visita? Que cuesta casi el doble que la normal. Su precio ronda los 30 euros. Eso sí, también dura mucho más tiempo (por lo  menos dos horas) y te permite ver muchas más cosas, incluído el cocodrilo que guarda la cavidad. Si ya visitaste la gruta en modo turista esta es una excelente forma de volver a adentrarte en ella. Si tienes ganas y dinero no te lo pienses. ¡Te va a encantar!

IMPORTANTE: Tanto si quieres hacer la visita turística normal como la visita Turístico-Aventura de El Soplao es recomendable hacer reserva previa, especialmente en temporada alta. El acceso a la cavidad está restringido a 2000 personas diarias por motivos de conservación y seguridad.

#POSTAMIGO

Explorando la Cueva del Soplao, por Xipo Enelmundoperdido

2 comentarios en “Aventura en El Soplao, mil formaciones excéntricas al alcance del espeleólogo novato

  1. Buenas tardes, os ha dicho alguien que vuestra web puede ser adictivo ? estoy preocupada, desde que os recibo no puedo parar de mirar todas vuestras sugerencias y estoy muy feliz cuando recibo uno más, sois lo mejor en español, me encata vuestra presentación y el curre que hay detrás. Un beso y abrazos, MUCHAS GRACIAS POR VUESTRO TRABAJO, nos alegrais la vida.

  2. Estoy feliz de encontrar articulos donde hay informacion tan practica como esta. Gracias por aportar este post.

    Saludos