Zambúllete en las aguas del Faro del Caballo de Santoña (Cantabria)

¿Quién iba a pensar que las escaleras del infierno condujeran al paraíso?

Este paraje cántabro consiguió ser el quinto lugar más votado del concurso Mejor Rincón 2012 de la comunidad de viajeros Mi Nube

Bajar los irregulares escalones que llevan al embarcadero del Faro del Caballo tiene premio. Al final de estos 700 peldaños aguardan unas aguas increíblemente cristalinas, con fondos marinos ideales para el buceo, que harán las delicias de los amantes de la naturaleza y el mar.

Para los valientes que deseen sumergirse en el Cantábrico este escondido paraje a tiro de piedra de Santoña supone una gran oportunidad. El baño está permitido y, una vez comprobadas mareas y corrientes, solo queda saltar. Eso si, estudiad antes cómo vais a volver a tierra y si os veis capaces de trepar por las cuerdas instaladas al efecto.

Pero no hace falta lanzarse al agua para disfrutar de este precioso paraje. El paseo bajo la sombra del bosque de la peña y la vista que encontraréis al llegar justifican plenamente la visita. La Bahía de Laredo, su playa de arena fina de siete kilómetros y las montañas cántabra de fondo os encantarán.

2 comentarios en “Zambúllete en las aguas del Faro del Caballo de Santoña (Cantabria)

  1. La verdad es que en Cantabria hay sitios increíbles y aunque no conocía este ya tengo ganas de volver para allá para hacerlo, dan ganas de zambullirse en el agua aunque el buceo no sea lo mío, jejejeje. Un abrazo!!! 😉

Deja un comentario