Siete libros para siete destinos

No hay mejor compañero de viaje que un buen libro. Si además este nos prepara para el destino que vamos a visitar mejor que mejor, aunque no es estrictamente necesario. De hecho, puede darse el caso de que el libro no sirva en absoluto de guía pero si que de ganas de visitar un lugar. O mejor, puede que de repente entremos en un escenario y nos sintamos dentro de esa novela que tanto nos gustó en su momento.

Yo lo tengo claro, cada vez que salgo de casa en mi mochila no falta ni el e-book ni un ejemplar en papel, por si acaso la tecnología me juega una mala pasada (cosa que me ocurre bastante a menudo y, por supuesto, siempre en el peor momento). Que, ¿qué leo? Pues de todo, pero como lo que me he propuesto es encontrar siete libros para siete destinos, ¡ahí van! Aunque te pido disculpas de antemano, se me ha colado alguno más.

Siete libros para siete destinosSi esto es un hombre (título original Se questo è un uomo), un libro para leer camino de Polonia, muy especialmente si tu itinerario pasa por Auchwitz-Birkenau, algo más que probable si estás unos días en Cracovia. Esta suerte de diario novelado fue escrito por Primo Levi, un superviviente del campo de concentración. Es duro pero merece la pena leerlo porque su autor no escribe desde el victimismo o el odio (cosas que podrían ser comprensibles) sino desde el ‘nos deshumanizaron tanto que aquello era así, y punto’. Su relato es, sobre todo, humano. A mi me sorprendió muchísimo y confieso que me puso los pelos de punta. Si quieres algo más amable sobre el campo puedes echar un ojo a las aventurillas de El niño con el pijama de rayas (The Boy in the Striped Pijamas) de John Boyne o, si no quieres leer nada que tenga que ver con muerte y nazis, a las Leyendas de Cracovia (Legends of Krakow) de Anna Majorczyk, una exquisita recopilacion de cuentos que explica la ciudad a través de sus leyendas.

Luces del norte (Northern Lights) es la primera parte del universo fantástico que Philip Pullman modeló para la saga La Materia Oscura (His Dark Materials). Las aventuras de Lyra me convencieron de que en algún momento de mi vida tengo que ver una aurora boreal para lo que, como la niña, tendré que subir tan al norte como me sea posible. A Noruega, Suecia, Finlandia o Islandia quizá. No importa, lo suyo es conseguir acercarme a este precioso fenómeno aunque yo no tenga ni daimonion ni polvo ni aletiómetro que me resuelva las dudas. Aunque su traducción al castellano sea un poco castaña merece la pena recorrer las páginas tanto de esta novela como sus sucesoras, La daga (The Subtle Knife) y El catalejo lacado (The Amber Spyglass). En versión original me parecieron harto complicadas (de hecho me cansé a las 50 páginas y me las compré en castellano, claro que eso fue hace muchos años ya, igual ahora me iba mejor). Que no te engañe la chusta de película que hicieron (La Brújula Dorara), los libros son de lo más entretenido.

El Mercader de Venecia (The Merchant of Venice), una obra indispensable antes de cualquier viaje a China. Venga que no, que es lo suyo que te la leas antes de plantarte en Venecia. Disfruta de la viva pluma de William Shakespeare que, en forma de comedia teatral, te translada hasta la serenissima para contarte las venturas y desventuras de Bassanio, Anotonio y un judío usurero malo, malísimo (¡cómo no!) llamado Shylock que pretenderá cobrarse en carne lo que no se le pague en dinero. Cuando te veas en mitad de la Plaza de San Marcos quizá te guste recordar esta animada historia que se lee en un pis plas. Si el teatro no te va prueba con el gran poema que es la Divina Comedia (Divina Commedia) de Dante Alighieri que, aunque no tiene nada que ver con esta ciudad, es para muchos la obra más importante de la literatura italiana, así como una de las más relevantes a nivel universal. Eso si, la Divina Comedia es muy, muy densa.

Los pilares de la Tierra (Pillars of the Earth). Nunca olvidaré la primera vez que entré a la catedral de Salisbury. Entonces pensé ‘estoy en la catedral de Los Pilares de la Tierra’, la iglesia gótica alrededor de la que se centra la historia de la novela más famosa de Ken Follett (en realidad no lo estaba pero el templo se parecía tanto a la imagen que me había hecho mientras leía el libro que yo pensé que si. Me encantó la sensación. Fue algo mágico para mi). No esperes buena literatura, esto es un best seller, eso sí, de lo más entretenido. Aventuras medievales ambientadas en la Inglaterra del siglo XII que protagonizan don Tom Builder y su familia, la emprendedora y noble Aliena, y el odioso obispo de Shiring que chocará sin remedio con el recto espíritu del prior Philip. Y muchos personajes más pero lo suyo es que lo leas, no que yo te lo cuente. ¿Lo mejor? Que si te gusta la historia tiene segunda parte (Un mundo sin fin o World Without End) que, en realidad, es más de lo mismo pero igualmente adictivo. La versión original de ambas es muy fácil de leer.

Las mil y una noches (The Thousand and One Nights y otras traducciones) es una deliciosa compilación de cuentos asiáticos recogidos por la tradición árabe. Lo mejor de la cultura antigua y medieval árabe, persa, india, egipcia y mesopotámica se pone en boca de la dulce Scheherezade, la esposa del sultán Shahryar, quien supo mantener la atención de su marido a través de historias sin final para evitar así ser decapitada (como lo fueron el resto de mujeres del gobernante, un hombre encantador por lo que parece). Entre las historias que recoge esta obra son famosas Aladino y la lámpara maravillosa (Aladdin’s Wonderful Lamp), Alí Baba y los cuarenta ladrones (Ali Baba and the Forty Thieves) y Sinbad el marino (The Seven Voyages of Sinbad the Sailor), pero hay muchas más, una para cada noche de la semana durante un montón de noches, especialmente si te encuentras en el lejano oriente o más allá.

El libro del Consejo o Popol Vuh es algo así como la Biblia -a nivel de importancia, no de veneración religiosa- de la cultura Quiché y, por extensión, de muchas poblaciones indígenas mesoamericanas, esas grandes desconocidas que levantaron las impresionantes pirámides que hoy se pueden visitar en México (como Chichen Itza o Palenque) y Guatemala (vease Tikal), entre otros lugares. No es un texto fácil, especialmente para las mentes del viejo continente tan poco acostumbradas a la cultura maya y a su forma de entender la política, la religión y la sociedad. Confieso que a mi al principio me mareó bastante con tanto Principal Guacamayo, Maestro Mago y Brujito, pero luego terminé por pillarle el gusto a lo que se me antojó como una locura de cosmogonía (probablemente como todas las cosmogonías). En el Popol Vuh encontrarás una explicación al origen del hombre y el universo, así como historia propiamente Quiché. Este libro me sirvió para entender de dónde viene todo ese colorido y desconcertante caos que puede resultar para el extranjero la cultura mexicana. Es todo un reto.

Un día más con vida (Another Day of Life o Jeszcze dzien zycia) es el muy personal relato que el periodista Ryszard Kapuscinski escribió sobre la independencia de Angola, que dejó de ser colonia portuguesa a finales de 1975. A través de los ojos del genial escritor polaco uno puede viajar en el tiempo y el espacio y ver cómo los portugueses que vivían en África empaquetaron sus pertenencia para marchar, así como los acontecimientos que vinieron después. Para su autor, este es el favorito de todos los tomos que ha escrito aunque, en lo que al continente africano se refiere, no podría dejar sin recomendar Ébano (Heban), sin duda alguna uno de los volúmenes más devorados por todos aquellos que, en algún momento de nuestra vida, soñamos con ser corresponsales de guerra o algo similar.  

¿Tienes alguna recomendación de libro con o sin destino? Déjamela en forma de comentario. Estoy deseando escucharla para leerla si me es posible. ¡Gracias!

*   *   *   *   *   *   *   

Viaja en mi Mochila en directo a través de  Twitter,  Facebook e Instagram. ¡Y ahora también de YOUTUBE! Si lo prefieres, suscríbete al boletín mensual y recibirás la información más relevante por e-mail. Todas y cada una de las opciones son válidas, gratuitas y contribuyen a que esta web pueda seguir generando contenidos. Apúntate, ¿a qué esperas?

2 comentarios en “Siete libros para siete destinos

  1. Geniales recomendaciones, ¡no podría estar más de acuerdo! Creo que no hay nada mejor en la vida que viajar, leer y comer. Un gran saludo y gracias por tus excelentes consejos, de verdad que este artículo lo transporta a uno a cada lugar.

Deja un comentario