Sal con la chica que viaja, si te atreves

La chica que viaja es una mujer normal que lleva las riendas de su vida. Ni más, ni menos. No es diferente, ni mágica, ni está de vuelta de todo como sugiere el artículo Don’t date a girl who travels (no salgas con una chica que viaja).  Trabaja como las demás o, en su defecto, ha trabajado mucho para pagar su viaje. No vive del aire, no le llueve dinero, no es millonaria. Igual que para el resto de los mortales, llegar a fin de mes es su principal preocupación. No vive de eternas vacaciones. Quizá ni siquiera tiene vacaciones, ni sueldo fijo, ni baja por enfermedad, ni promesa de pensión.

Que no esté atada a una oficina no significa que opte por una vida de incertidumbre, riesgos y emociones sin fin. En absoluto. Como muchas otras chicas, la que viaja ha sido lo suficientemente valiente para aceptar que la vida es única y finita, que nada es eterno ni seguro por mucho que lo crea. La chica que viaja es sumamente realista pues, consciente de que tiene una vida única y finita, decide sacarle el máximo partido. De ahí que cada día se esfuerce por encontrar la forma de no tener que estar encerrada entre las mismas cuatro paredes. No elige la incertidumbre, elige vivir, elige invertir su tiempo en algo que a ella le gusta de verdad porque sabe que su trabajo va a ser la mitad de su tiempo, un tiempo demasiado justo para malgastar.

Es cierto que la chica que viaja es independiente. ¡Pues claro! Está acostumbrada a manejarse, a ser autónoma, a sacarse las castañas del fuego. Pero eso no es una cualidad exclusiva de la chica que viaja, es un comportamiento propio de un adulto, sea cual sea su sexo. Conozco a un montón de mujeres que no son chicas que viajan y son tanto o más independientes que las que si. Unas son solteras, otras tienen pareja, y algunas ya cuidan hijos, pero todas tienen algo en común: son independientes, que no irresponsables. En el siglo XXI las mujeres -viajen o no- no tienen miedo (o no deberían tenerlo) de hacer y deshacer, de decidir quiénes quieren ser y serlo. Eso no es raro, es normal y, si no lo es, debería.

Lo que es absurdo es dar por sentado que la chica que viaja va a rechazar a quien le proponga pasar una tarde en el sofá. Seguramente esa chica que siempre anda de aquí para allá sabrá apreciar mejor que nadie una tarde en el sofá, sobre todo si viene acompañada de palomitas y un capítulo de su serie favorita. Para ella la cotidianidad es exótica; al menos un ratito. ¡No es tan fácil encontrar sofás por ahí con tele, palomitas y el último capítulo de Juego de Tronos en un idioma ininteligible!

Pero una cosa es verdad: como cualquier chica que tenga autoestima, la chica que viaja no necesita un hombre y no se quedará con el primer botarate que pase por miedo a quedarse sola. La chica que viaja saldrá con quien le dé la gana, probablemente con alguien que tenga las cosas claras, sean las que sean. La chica que viaja saldrá con aquel que le guste de verdad porque de buscar algo busca un compañero, un igual, no una fuente de ingresos ni alguien que apague la alarma de su reloj biológico.

Así que, si te gusta la chica que viaja, mi consejo como chica que viaja que conoce a muchas otras chicas que viajan es que vayas a por ella. Si después de todo lo que ha visto y ha vivido te hace caso y decide estar a tu lado es que te quiere de verdad o, cuanto menos, que cree que puede llegar a hacerlo.

Una chica que viaja en Londres

SI ESTO TE HA GUSTADO TE GUSTARÁ…

Sobre viajes y saltos mortales 

Mi última postal de Tailandia

Por qué toda mujer debería viajar sola

Que el fin del mundo me pille en Tailandia

Viaja en mi Mochila en directo a través de  Twitter,  FacebookInstagram y YOUTUBE. Si lo prefieres, suscríbete al boletín mensual y recibirás la información más relevante por e-mail una vez al mes. Todas y cada una de las opciones son válidas, gratuitas y contribuyen a que esta web pueda seguir generando contenidos. Apúntate, ¿a qué esperas?

Vuelos baratos a todos sitios

CÓMO ENCONTRAR SEGUROS DE VIAJE BARATOS (por si tu apéndice se rebela de viaje ¡qué espero que no!)

24 comentarios en “Sal con la chica que viaja, si te atreves

  1. Que atrevida és la ignorancia…

    Mejor primero aprende inglés con un relaxing cup of café con leche y, si eso, luego ya criticas el artículo.
    No critica a las chicas viajeras: todo lo contrario. Si hasta está resaltado y todo…. ains, país.

    1. Estimada Nurimuri, mi artículo no dice que el post original critique a las chicas viajeras, dice que SUGIERE y contribuye a crear una imagen de ellas y de las relaciones de pareja que no es real o, cuanto menos, esta idealizada. El artículo original, resalta lo ‘guays’ que son (o que se supone que son) las viajeras, vuelve a caer en el estereotipo fácil para depaso abrir más la brecha entre un supuesto tipo de mujer y otro.

      Mi intención era dejar claro que hay muchas mujeres fuertes, independientes, etc. Y que eso es normal, se viaje o no, y si no lo es, debería serlo. Aunque por supuesto es mi opinion, discutible y matizable como todas.

      Gracias por tu comentario aún estando tan falto de respeto. Un saludo,

      Cristina.

  2. ¡¡Bravo bravo y bravo!!

    A mi ese artículo también me suscitó ciertas reflexiones, y no puedo estar más de acuerdo con tus argumentos al respecto.

    Y me quedo sobre todo con esta frase:”como cualquier chica que tenga autoestima, la chica que viaja no necesita un hombre y no se quedará con el primer botarate que pase por miedo a quedarse sola”

  3. Hola Cris! 🙂 Tu post es muy realista y verídico, y con humor! La gracia que le veo al otro es como me resuena a nivel interior… Me habla a nivel más de corazón, espiritual. Desprende como un aroma en el aire que embruja! (es q soy muy soñador…) Escribe “no salgas”, xo lo que queda en el aire es un <>.

    No creo trate de hacer ver que las mujeres viajeras sean mejores/peores que otras. Me parece tan solo una persona que se ha buscado a si misma y que se ha encontrado en el viaje. Habla desde el lugar dónde ella pudo encontrarse. La belleza viene de haberse encontrado, el viaje es el medio. Todas las chicas que viven su autenticidad son igual de hermosas, que viejen o no 🙂

    P.D. Gracias x el link y así poder participar del debate.

    1. No, claro que no Marco. El otro artículo es my bonito, muy eso ‘al corazón’, eso pretende. Pero a mi si que me da un poco de rabia que se intente idealizar todo el rollo del viaje (y de otras cosas). Creo que la vida en sí misma debería ser un viaje, y que hay muchas mujeres y muchos hombres maravillosos que viajan. Y que no. Y todos tienen el mismo valor, ninguno ni ninguna somos mejores por el hecho de viajar creo yo.

  4. Enhorabuena Cristina por este magnífico artículo !! Comparto totalmente tu opinión y punto de vista (aunque sea yo de otra generación). Añadiría que la chica viajera es minimalista, sabe vivir con casi nada (todo esta en la mochila) y que se gasta el dinero en experiencias de vida y no en cosas. Un abrazo grande.

Deja un comentario