Sabes que viajas demasiado cuando…

… despiertas en tu cama y los cinco primeros segundos no sabes dónde estás.

…puedes decir hola, pedir cerveza y brindar en más de siete idiomas diferentes.

…tu nevera da más pena que un polígono industrial un domingo por la tarde.

…no sabes en qué día vives y en ocasiones te confundes de mes (o de año).

…tropiezas con alguien en tu ciudad y le dices sorry en lugar de disculpa.

Pintada viajera

…estés donde estés para comer querrías paella de tu madre.

…cada vez visitas menos monumentos, pero los que ves los ves en condiciones.

…cuando te llama un amigo no te pregunta qué tal estás sino dónde estás.

…sabes que no es obligatorio bañarse al llegar al mar (menos si eres madrileñ@).

…estás harta de escuchar hablas muy bien inglés, no pareces española.

…en tu lista de nuevos amigos aparecen más Joshuas y Pats que Juanes y Marías.

…en tu bolso no falta un libro y algo de picar por si tienes tiempo muerto.

…defiendes a muerte que el gluhwein está buenísimo.

…echas de menos una sobremesa en familia por encima de todas las cosas.

…eres capaz de dormir en cualquier avión, tren, bus o jeep, por incómodo que sea.

Mi mochila

…nunca guardas la mochila (o maleta). Es más, es raro que acabes de deshacerla. La mitad de las veces solo lo haces para poner la lavadora y poder llenarla de ropa limpia porque te vuelves a marchar.

…coger un avión a Berlín te parece tan normal como pillar un autobús a Bilbao. De hecho, volar a cualquier destino europeo te da menos pereza que subir a un ALSA.

…haces las cuentas en noches de hostel. Véase ‘con lo que me gasto esta noche de fiesta en Madrid me da para dormir una semana en Tailandia’.

…no odias Ryanair, Ryanair es tu amiga, aunque en cuanto surja la oportunidad volarás con cualquier otra compañía. Por supesto no facturas a no ser que sea estrictamente necesario porque sabes que es la mejor forma de robarle minutos al reloj y ahorarte disgustos (y dinero).

…en tu muro de Facebook saltan mensajes por lo menos en cinco lenguas y al menos una de ellas te resulta jeroglífica.

…el amanecer es tu momento favorito del día (aunque te cueste madrugar). Sabes que a esa hora casi seguro tienes cualquier lugar solo para ti.

…has bebido Palinka, mezcal, Kuemmerling, poncha y popychaczs, además de 15 tipos de cerveza diferente y al menos otras diez historias cuyo nombre no recuerdas.

Restaurante Podwale. Stare Miasto de Varsovia - Warsaw (Polonia)

…aunque estés en España en ocasiones cenas a las seis de la tarde para tener el resto del día libre. Es más, entiendes por qué en otros países lo hacen y empiezas a pensar que no es del todo mala idea.

…aunque bajes a comprar el pan llevas el pasaporte y el DNI separados, por lo que pueda pasar.

…no te angustia que se te pierda algo. Mientras no sea el documento de identidad o las llaves de casa no hay problema, solo es una cosa.

…explicar dónde estabas hace un mes exactamente te exige pensar más de treinta segundos. ¿Madeira? ¿Venecia? ¿Túnez? ¿Rishikesh? ¿México?

…al hablar con los colegas no tienes en absoluto la sensación de viajar demasiado. ¡Pero si el mes pasado solo estuviste fuera diez días!

…ves los aeropuertos como tu segunda casa. Hacer noche en ellos empieza a resultarte cotidiano.

…en todos los destinos dejas algo por ver, sabes que es la excusa perfecta para volver.

*  *  *  *  *  *   *

Viaja en mi Mochila en directo a través de  Twitter,  FacebookInstagram y YOUTUBE. Si lo prefieres, suscríbete al boletín mensual y recibirás la información más relevante por e-mail. Todas y cada una de las opciones son válidas, gratuitas y contribuyen a que esta web pueda seguir generando contenidos. Apúntate, ¿a qué esperas?

8 comentarios en “Sabes que viajas demasiado cuando…

  1. Jajajaja! Coincido en 21!! Yo aparte de «sorry»s también soy de «thank you»s, incluso he llegado a decírselo a mi madre :S

    También me desperté en Málaga pensado que estaba en Túnez.

    Y de ponchas y cervezas, mejor no te digo nada… 😛

    ¡Muy chulo este post!

    1. ¡Yo me desperté en Berlín pensando que estaba en un #MiNubeTrip o algo! Pero cuando más cosa me da es cuando voy a casa de mis padres. Es desconcertante.

      Ahora, después de pensarlo, creo que me falta un punto: «Sabes que viajas demasiado cuando la montaña de ropa se hace más fuerte que tú en el cuarto». xD

  2. Yo no soy tan viajera! 🙁 Yo podría hacer una lista de este tipo pero con cosas de música jejeje. Aún así, me ha encantado y me gustaría poder decir que cumplo algunas de las cosas de esta lista en unos años 🙂 Un abrazo!

  3. Jaja, ya hacía tiempo que no me pasaba por aquí porque viajo demasiado 😀 me he echado unas buenas risas 😉 Sorry, pero tengo que dejarte, tengo que acabar de hacer la mochila para ir a pillar un vuelo 😛
    Cuando nos veamos… Yo también quiero probar la paella de tu madre (la mía es más de guisos, Jaja)

    Muaks!

Deja un comentario