Seis aventuras que puedes vivir en Cáceres

Una de las imágenes por excelencia de la provincia de Cáceres es la del mar blanco de flores que al llegar la primavera inunda el Valle del Jerte. Cierto es que en esta provincia con sabor a migas y deliciosa patatera si algo brilla con luz propia es la naturaleza, pero no solo la de las cerezas. Sus parques se han convertido en uno de los mejores reclamos turísticos de la región y están llenos de parajes semisalvajes en los que vivir aventuras y observar animales en acción de forma cómoda, sostenible y barata. Al norte de Extremadura es imposible aburrirse, aunque no se tenga un euro.

BARRANQUISMO EN LA SIERRA DE GREDOS

Barranquismo en El Gargantón. Cáceres, Extremadura (España)

Las aguas que bajan de la Sierra de Gredos hacen que el descenso de barrancos sea una experiencia pasada por agua (¡por agua a menos de 10 grados!). He aquí El Gargantón, uno de los precipicios más sencillitos, en el que no faltan toboganes, rápeles y saltos de más de siete metros de altura para quien se atreva (el que no tenga ganas de volar puede rapelarlos como hizo una servidora). Siempre lo recordaré como el primer barranco que sobreviví, el primero de muchos espero, uno que además de emocionante contaba con un paisaje precioso. ¿El precio? 39 euros con Action Vera (incluye equipo y guía), aunque este coste desciende cuanto mayor sea el grupo de personas que se apunte a la expedición.

BICI POR LAS VEGAS ALTAS DEL GUADIANA

En bici por el Camino Verde Vegas Altas del Guadiana. Cáceres (Extremadura, España)

No hace falta ser Miguel Indurain para hacer una ruta en bicicleta. En Cáceres encontrarás paseos a tu medida aunque seas un ciclista ocasional. Sirva de ejemplo el Camino Natural Vegas Altas del Guadiana, un recorrido prácticamente llano que discurre por el lugar que antes ocupaban las vías del tren. Campos, arroyos y muchos puentes es lo que cruzarás por arriba o por abajo durante un trayecto que podrás hacer más o menos largo según tu estado físico (el de 15 kilómetros yo lo hice sin ningún problema). Si no quieres tener cargar con tu bici durante el viaje puedes echar un ojo a los precios de Grus Tours, una empresa que se dedica al transporte y avituallamiento de ciclistas de todo tipo. Sus precios empiezan en 40 euros para grupos de cuatro personas.

OBSERVACIÓN DE AVES EN MONFRAGÜE

Buitres en Monfragüe. Cáceres (Extremadura. España)

Mi idea sobre la observación de aves era la de una actividad extremadamente tranquila. Entonces llegué al Parque Nacional de Monfragüe y me pasearon por un montón de miradores con un telescopio. ¿Conclusión? ¡Qué emocionante! -Yo tampoco pensé que diría nunca esto, ¿me estaré haciendo mayor?-. Vi buitres soleándose, búhos anidados, garzas imperiales en vuelo raso, cigüeñas acampando en la copa de un árbol, pollas de agua nadar por el cauce, calamones cuidando a sus polluelos, y un montón de bichillos más que dejé reflejados en mi lista de pájaros. Por ver vi hasta un zorro a escasos dos metros, aunque ese no volaba. El costo de esta experiencia varía. Puede ser de cero si tú mismo te mueves con tu bici o coche y unos prismáticos de un punto a otro del parque (la entrada a Monfragüe es libre), o costarte a partir de 30 euros si confías en los guías de Monfragüe Vivo. A mi me guió Raúl y me prestó su telescopio. La verdad es que sin un buen catalejo la cosa pierde mucho pero bueno, ¡más vale algo que nada!

PIRAGUAS POR EL TIÉTAR

Piraguas listas para descender el río Tiétar. Cáceres (Extremadura. España)

Quienes lo conocen bien no dudan en decir que el Tiétar es el Amazonas de Cáceres. Salvando las distancias con su primo brasileño, lo cierto es que a lo largo de sus 150 kilómetros la anchura de este río es bastante considerable en algunos tramos. La tranquilidad de sus aguas lo hacen ideal para iniciarse en eso del piragüismo. Desde 15 euros podrás enfundarte el neopreno y lanzarte a remar con un compañero en este gran cauce que nace en la Sierra de Gredos, siempre supervisado por un guía que se encargará de explicarte todo lo que vuela a tu alrededor y, por supuesto, de que no acabes en el Tajo. ¿Durante cuánto tiempo? Eso depende de ti. Los trayectos pueden ser de 4 kilómetros, de 10 o de 52. Si te interesa el tema puedes echar un ojo a la web de Action Vera, una de las empresas que proporciona servicios de navegación.

TREKKING EN EL GEOPARQUE DE VILLUERCAS IBORES JARA

Vértice geodésico de Berzocana del Geoparque Villuercas, Ibores Jara. Cáceres (Extremadura, España)

Puede recibir la denominación de geoparque aquel territorio que la UNESCO estime tenga suficientes lugares de interés geológico, etnográfico, ecológico y/o cultural. En la zona norte de Extremadura encontrarás el Geoparque de Villuercas Ibores Jara, un amplísimo espacio verde que cuenta con un total de 44 puntos relevantes. El acceso al parque es totalmente gratuito y puede ser un muy buen lugar para realizar rutas a pie. Uno de sus trekkings más asequibles sea quizá el que lleva hasta el vértice geodésico de Berzocana desde el que se tiene una bonita vista de los valles circundantes a más de 1.000 metros de altura. Para llegar hasta él tendrás que atravesar el bosque de robles más al sur de la Península Ibérica y puedes hacerlo solo o acompañado de un guía, como por ejemplo los de Geoturismo en las Villuercas.

VIEJA MINA DE LOGROSÁN

Mina Constanza de Logrosan. Cáceres (Extremadura, España)

La menos aventura de todas las aventuras que tienes aquí es esta, más que nada porque se trata de una visita de 45 minutos muy controlada, eso sí, con casco de minero. La excursión guiada permite bajar dos niveles de la mina Constanza, una explotación de fosforita que dejó de trabajarse hace ya mucho tiempo. No es un espacio claustrofóbico, es muy fácil de recorrer y, si te portas bien, ¡la salida la harás en vagoneta! Me parece un plan ideal para familias con niños que cuesta 3 euros por cabeza, 1,5 euros si las cabezas son pequeñitas. Si entras no te pierdas el punto en el que se aprecia claramente la actividad de la falla que la atraviesa. Está sobre el pasillo principal, es la línea ‘machacada’ que corre entre unas piedras y otras. Si no la encuentras pregunta, es algo muy curioso y difícil de ver en otros lugares.

(*) NOTA. Las empresas aquí citadas son con las que yo realicé las actividades descritas durante un #MiNubeTrip por la zona. En todas el trato y los servicios recibidos fueron excelentes y sí, se las recomendaría a todo aquel que le apetezca lanzarse a la aventura en Cáceres. Ahora, no puedo compararlas con otras empresas del sector en esta parte de Extremadura porque desconozco a las demás, que seguro que existen. Antes de hacer reservas infórmate, compara y, por supuesto, paga lo que te de la gana.

*   *   *   *   *   *   *

Viaja en mi Mochila en directo a través de  Twitter,  Facebook e Instagram. ¡Y ahora también de YOUTUBE! Si lo prefieres, suscríbete al boletín mensual y recibirás la información más relevante por e-mail. Todas y cada una de las opciones son válidas, gratuitas y contribuyen a que esta web pueda seguir generando contenidos. Apúntate, ¿a qué esperas?

Un comentario en “Seis aventuras que puedes vivir en Cáceres

  1. Me encantan los planes, en serio, me ha sorprendido a mí también descubrir cuántas cosas para hacer. Ya me veo en lo de barranquismo (el año pasado lo probé y me quedé con muchas ganas de más) y en la ruta en bici esa que pinta tan bien (sobre todo porque no parece muy empinada 😉 ).
    Por no hablar de las delicias para comer después del ejercicio, ñaaam!!