Para aprender a meditar en Tailandia vete a Chiang Mai

(Pregunta respondida en mi ‘consultorio viajero’ de Hoy por Hoy Cantabria en Cadena SER).

DÓNDE MEDITAR EN TAILANDIA

PREGUNTA: “Estaba viendo temas relacionados con templos de Tailandia. Mi idea es aprender a meditar y vivir en Tailandia el máximo tiempo posible y, si me surgiera la oportunidad, montar algo y quedarme. Estoy ahorrando, trabajando y estudiando mucho. Me queda un año más en Tenerife y emprendo el camino. ¿Qué me puedes decir?”. Juan Manuel Á. B. (Santa Cruz de Tenerife, Canarias).

Meditación en el Wat Suan Dok

RESPUESTA: Estimado Juan Manuel (y otros futuros lectores con las mismas inquietudes). Si yo quisiera aprender a meditar iría directa a Chiang Mai. La segunda ciudad más grande de Tailandia es también su corazón cultural y religioso. Allí encontrarás muchos monasterios que ofertan cursos de meditación y mal llamados ‘retiros espirituales’. Si tu intención es aprender a meditar de verdad y tienes tiempo, te sugiero que vayas directo al Wat Umong habiendo leído The Triple GEM: An Introduction to Thervada Buddhism de Gerald Roscoe, un libro que explica el budismo tailandés a los extranjeros (creo que no hay edición en castellano, pero como en Tailandia vas a meditar en inglés te sirve para ir practicando). Si quieres leer en español, en la guía rápida Budismo en Tailandia he resumido algunos de los puntos más importantes del libro, así como algunas consideraciones prácticas sobre el budismo en el país, religión que está muy ligada la meditación.

El Wat Umong es un monasterio budista ubicado en mitad del bosque, a las afueras de Chiang Mai. Cuenta con una escuela de meditación (meditation centre) que oferta cursos o ‘retiros espirituales’ de días, tanto para hombres como para mujeres, aunque dentro los sexos están separados. El plan no es ‘este curso dura estos días’, el plan es ‘empiezas hoy y acabas dentro de varias semanas’. Si no recuerdo mal,  la estancia mínima es de dos noches y cada día cuesta unos 300 baths (7 euros). El precio incluye alojamiento, manutención, y meditar. Lo recomendable si quieres aprender a meditar es estar varias semanas. Cuanto más mejor.

No es necesario pagos ni registros previos para hacer un curso de meditación en el Wat Umong. Basta con que te acerques por allí y hables con el monje de ‘recepción’. Si lo deseas, podrás empezar al día siguiente. Necesitarás ropa blanca no transparente (la puedes comprar en el mercado o en el mismo monasterio), jabón, cepillo de dientes, toalla y poco más. A parte de eso, tienes que estar cuerdo, tener fe en la práctica de meditación, y saber adaptarte a tu austero nuevo ambiente. Se da por hecho que eres respetuoso y capaz de vivir en un entorno modesto, así como que no vas a distarte con nimiedades de la vida, que vas a dedicarte en cuerpo y alma a meditar.

¿Qué significa esto en la práctica? Que tu horario será más o menos así. Te levantarás entre las 4:30 y las 5:00 horas todos los días de la semana. Meditarás de 5 a 7, ayudarás a limpiar, desayunarás y tendrás un pequeño descanso (de 8 a 9). De 9 a 11 volverás a meditar y a las 11 comerás, te relajarás hora y media, y a meditar más. A las 15:00 tendrás derecho a tomar un té, pero de 15:15 a 16:30 estarás meditado otra vez. Después otra hora y media de descanso, cantarás y discutirás sobre enseñanzas budistas, meditarás dos horas más y a la cama a las 21:00 horas. En total casi 9 horas de meditación diarias. El resto se supone que tienes que estar callado y concentrado al máximo: nada de voces, nada de conversaciones sobre ‘otros temas’, nada de cháchara con el resto de alumnos. A poder ser, nada de ordenador, nada de móvil, nada de whatsapp. Cuantas menos cosas te distraigan más fácil será concentrarte y, por lo tanto, meditar.

Meditación en el Wat Suan Dok

Si no está seguro de que esto te vaya a gustar y quieres empezar por meditar un día solamente, mejor ve al Wat Suan Dok. Allí, todos los martes hacen cursos de meditación que duran 24 horas. Aunque están pensados para turistas o muy novatos, son una excelente manera de introducirte en este mundillo y aprender sus fundamentos teóricos. Yo lo hice y me gustó mucho. Su precio son 500 baths (menos de 12 euros), e incluye alojamiento, comida, transporte y todas las charlas, prácticas y plegarias. Si necesitas ropa blanca no transparente la puedes comprar allí por 300 baths (unos 7 euros). Es mixto (de chicos y chicas). Tampoco requiere inscripción. Basta con que te plantes allí el martes a eso de las 12:30 y digas que quieres hacerlo.

Si quieres meditación con predominio de yoga, ambiente joven y ritmo tropical vete a Koh Phangan. Aquí tienes una lista con todas las escuelas de yoga y meditación de la islaaunque en este lugar la importancia recae en el yoga y no en la meditación. La meditación es algo más bien secundario. Además, si lo que te interesa es economizar recursos, ten en cuenta como norma general que vivir en el sur de Tailandia siempre es más caro que vivir en el norte. Si quieres conocer el nivel de vida del país lee 25 precios de Tailandia.

Respecto a “montar algo” creo que es mejor que vayas al país y explores sus posibilidades. En  función del “algo” que quieras montar, tendrás que cumplir unas normativas u otras. De momento ve y aprende a meditar, luego Buda dirá.

Viaja en mi Mochila en directo a través de  Twitter,  FacebookInstagram y YOUTUBE. Si lo prefieres, suscríbete al boletín mensual y recibirás la información más relevante por e-mail una vez al mes. Todas y cada una de las opciones son válidas, gratuitas y contribuyen a que esta web pueda seguir generando contenidos. Apúntate, ¿a qué esperas?

Vuelos baratos a todos sitios

CÓMO ENCONTRAR SEGUROS DE VIAJE BARATOS (por si las moscas)

14 comentarios en “Para aprender a meditar en Tailandia vete a Chiang Mai

  1. Tras leer éste y otros blogs relacionados me lancé en mi segundo viaje a Tailandia a probar un retiro de cuatro días en Wat Umong.

    No tenía apenas experiencia en meditación, salvo un par de sesiones de unas horas que fui por “curiosidad”.
    Tengo que decir que ha sido una de las mejores decisiones de mi vida y que creo me ha cambiado por completo.

    Quiero animar a cualquiera que tenga curiosidad o sienta este impulso que lo haga sin dudarlo, sin miedo! Yo iba algo preocupado por las hora de madrugar,… por tantas horas sin comer…incluso llevé protectores de estómago…y no necesité absolutamente nada.

    Os aseguro que con la calma mental a la que te lleva las horas de meditación allí no me supuso apenas esfuerzo; de veras me he conocido a mí mismo y me he dado cuenta de muchas cosas que no necesito, o que al menos no frustrará no tenerlas.

    No llegas a explicarte lo feliz que te sientes y a gusto que te encuentras, sin apenas comer, hablar, sin móvil, ni TV y durmiendo casi en el suelo. Solemos decir que todo está “en el coco”, y yo verdaderamente me he dado cuenta allí de que es cierto.

    Tras la experiencia no voy a decir que salga iluminado y con cambios drásticos en mi vida, pero sí he notado cambios como el comer cuando siento hambre y no por compulsividad (que son el 50% de las veces o más), el estar menos enganchado a móvil o wassap, y el tener un control sobre mis reacciones mucho mayor (de allí de verás sales que es díficil reaccionar mal o caer en provocaciones).

    Tampoco es que salga tirando el móvil a la basura, pero si se rompe y estoy días sin el no me va a provocar ningún tipo de ansiedad, ni aguantar una hora o dos más para comer si es necesario.

    Intento seguir meditando al menos una hora al día, porque de verás que no quiero soltar este estado.

    Disculpad por este tocho; he intentado con él que sea útil a aquellos/as que estén como yo estaba de indeciso por miedo a no llevar bien las reglas a priori tan estrictas. Realmente nadie controla que las cumplas, eres tú mismo el que las sigues.

    -En cuanto al libro “The triple Gem” lo leí antes y ayuda, pero tampoco creo que sea imprescindible.

    -No os asustéis por el idioma. Si vuestro inglés os da para moveros más o menos por Tailandia os sobra para entender las instrucciones. Son bastante claras y directas.

    -Cuando entras y te ves con ese silencio, ese cuarto minúsculo y todos vestidos igual “acojona”, lo sé. Sensación de entrar a un psiquiátrico, cárcel o algo así. Tranquilos, a mí también me pasó. XD.

    -Hay quien teme que en estos sitios te pueden comer el coco con religión. Tampoco. El fondo es Budista y se muestra respeto a Buda, pero no te preguntan siquiera tu religión. Incluso en tus horas libres que puedes coger libros de allí ví algunos de catolicismo.

    Animo!! y muchas gracias por este blog y el momento en que cayó en mis manos.

    1. Estimado Alberto, muchísimas gracias por tu “tocho”. Me ha encantado leerlo. Por un lado, porque mi blog y otros blogs te hayan servido de ayudar, y por otro porque sí, creo que tu experiencia puede animar a otras personas a probar la experiencia. De hecho, yo misma mientras lo leía me ha dado ganas de coger el primer vuelo a Chiang Mai y ponerme a ello. Así que de nuevo, mil gracias. Un abrazo, ¡y a seguir viajando y meditando! 😉

      1. Hola Alberto y Cristina! Mi nombre es María y soy de Argentina. Este verano estaré viajando a Tailandia. Desde que tome la decisión de viajar y compre el pasaje, que tengo reservados 3 o 4 días para un retiro de meditación. He leído mucho en blogs y guías, y en todos me recomendaron ir a Chiang Mai y puntualmente hacerlo en Wat Umong.
        Alberto, me has alentado muchísimo a hacerlo con tu experiencia!
        Mi duda principal es que no tengo casi experiencia en meditación! He tomado clases de yoga (actualmente también) en las que teníamos solo unos pocos minutos de meditación, siempre me ha gustado esa meditación pero nunca lo exploré demasiado.
        Siempre me ha llamado la atención la religión y cultura budista y sobre todo la meditación como forma de exploración personal.
        Dicho eso, tendrían alguna recomendación o consejo para mi situación? Para prepararme o simplemente si me convendría hacer otro tipo de retiro…
        Gracias! Saludos!

        1. ¡Hola María! Mi consejo es que empieces por el cursillo del Wat Suan Dok y, si te gusta, que sigas con más meditación en el Wat Hmong (que es más serio y, probablemente, más duro pero seguro que va bien, no te asustes). ¡Suerte!

    2. Muchas Gracias ALberto por ese tocho tan interesante 🙂 y a ti Cristina por este blog tan claro!! en Enero me voy con mi chico para Thailandia asi que sin duda iremos Chian Mai y probaremos experiencia!! Gracias de nuevo!

  2. Hola Cristina, muchas gracias por esta entrada.

    Quiero irme unos 4 meses a Tailandia a meditar y a hacer otras cosas. Me preocupan muchas cosas, pero no las intento hacer mucho caso porque sino me quedo en casa. Una de las preocupaciones más grandes es el tema del inglés. Digamos que tengo un nivel de inglés de instituto. ¿Es muy necesario saber inglés para este tipo de actividades? El tema del viaje me da igual, porque al final me acabaré defendiendo y aprendiendo de ello, pero a la hora de realizar las meditaciones me para más. Aún así estoy convencido de ir y hacerlo, pero por saber otros puntos de vista.

    Ya he leído lo que decía Alberto, pero no se qué grado es moverse mas o menos bien por Tailandia.

    Muchas gracias de nuevo.

    Un saludo,
    David

    1. ¡Hola David!

      En mi opinión, la limitación que vas a encontrar para meditar en inglés en Tailandia es la misma que encontrarías para meditar en castellano si no supieses este idioma. Si no entiendes el idioma no vas a saber lo que te están diciendo y, por lo tanto, no lo vas a poder aprovechar al 100 por cien. Lo cual no quiere decir tampoco que no lo vayas a aprovechar nada. Si yo fuera tú, antes de emprender el viaje estudiaría el idioma para, ya que vas, sacarle el máximo provecho posible a la experiencia (y saber qué haces y poder hacerlo bien. ¿Cómo vas a meditar si no sabes cómo tienes que hacerlo?)

      Lo que es seguro es que no te vas a morir y que sobrevivirás, pero cuanto más entiendas el idioma mejor será tu experiencia creo yo. ¿Mi opinión? Yo estudiaría inglés antes de viajar. Además, el inglés que se habla en Tailandia para meditar, al menos donde estuve yo, es ‘sencillo’. No hace falta que tengas un nivel de inglés para dar un discurso en Cambridge, pero yo creo que si es importante saber un poco y no tener problemas (o no muchos) para entender las instrucciones.

      Para moverte por allí no hace falta tener muy buen nivel de inglés, especialmente si vas a los sitios turísticos. Aún así insisto, cuanto más nivel de inglés más fácil comunicarse con la gente y tener una experiencia más completa. Muchas gracias por leerme, un saludo y, ¡buen viaje!

Deja un comentario