Menorca, ¿un destino perfecto para los amantes de la naturaleza?

Aunque Mallorca recibe el sobrenombre de isla de la calma, es probablemente una de sus hermanas pequeñas la que se gana a pulso este calificativo. Quien en verano va en busca de paz, tranquilidad y buen clima hace bien si opta por pasar las vacaciones en Menorca, un pequeño paraíso en el que aún se pueden encontrar playas salvajes no explotadas por la cada vez más voraz industria del turismo.

Menorca BarquitosPara mi, Menorca es una de esas asignaturas pendientes que no veo la hora de aprobar. Me dicen que es una maravilla tumbarse al sol en la cala Macarelleta, a la que se accede por un senderillo. Y, a juzgar por las imágenes, no me engañan. Aunque apenas si alcanza los 30 metros de costa, este fino arenal tiene pinta de ser tan calmado como acogedor, apropiado para la práctica del nudismo si alguno gusta.

Pero vamos, que no será por playas en esta discreta región que el 8 de octubre de 1993 la UNESCO nombró Reserva de la Bioesfera. Si buscas remansos de paz para darte un baño y disfrutar del sol prueba con Platja d’en Tortuga, cala Blanes o Es Canutells, todas definidas como de baja ocupación por Menorcatour.com.

Calla Macarella, Menorca - Imagen Wikimedia CommonsSi además eres un loco del submarinismo o un entusiasta principiante de esta actividad estás de suerte. Encontrarás en las limpias y templadas aguas del Mediterráneo fondos de una riqueza y belleza incontestables. De hecho, aunque no te atrevas a sumergirte con bombona (cosa para lo que es necesaria preparación previa), siempre puedes practicar un poco de snorkel. Yo, el día que me decida a ir para allá, me llevo el tubo y las gafas seguro. Las aletas ya veremos.

CAMI DE CAVALLS

Si lo de andar por el agua no te va o si busca algo más que reposo sobre la arena durante su tiempo estival, se me antoja pensar que una de tus mejores opciones para descubrir Menorca, especialmente si dispones de tiempo pero no de mucho dinero, es hacer el Cami de Cavalls, una ruta de gran recorrido que rodea la isla entera. Tiene pinta de ser este un trekking agradable, para hacer sin prisa pero sin pausa, que permite parar al peregrino en los parajes que le vayan viniendo en gana.

El sendero, cuyo nombre en castellano quiere decir Camino de Caballos, cuenta con un total de 180 kilómetros que se dividen en 20 etapas aunque, evidentemente, pueden hacerse varias etapas el mismo día. Su desnivel máximo supera en poco los 100 metros. Mahón, Els Alocs, Algaiarens, Ciudadela, Punta Artrutx y Son Bou, por citar un puñado de ejemplos, son algunos de los enclaves que atraviesa y, sin duda alguna, puntos todos ellos en los que merece la pena hacer parada, ya sea para pernoctar o para proceder al avituallamiento. ¿Lo mejor de todo? Que uno puede decidir sobre la marcha y ya sabéis, a poco que me halláis leído, que a mi esas cosas me encantan.

NOTA: Si alguien ha tenido el placer de visitar Menorca, ¿qué otros sitios de esta bonita isla me puede recomendar? ¿Dónde se ven las mejores puestas de sol? ¿En qué garitos sirven las mejores raciones? Comentarios welcome. ¡Mil gracias por adelantado viajer@s!

Imágenes: Wikimedia Commons

Viaja en mi Mochila en directo a través de TwitterFacebook e Instagram

8 comentarios en “Menorca, ¿un destino perfecto para los amantes de la naturaleza?

  1. con lo que nos cuentas ya deseo conocerla, a ver si algun verano de aqui a unos años, ya tengo armado mis dos proximos veranos jajaja en mi imaginacion que es donde debes de tener tus viajes para luego concretarlos…. a mi a la larga se me estan cumpliendo todos… espero seguir asi con esta suerte que me dio la vida
    ale

  2. Calas chulas: Algaiarens, Trebaluger y Taliers. Puestas de sol … la típica para guiris desde la Cova d’en Xoroi, en cala Portet, aunque yo prefiero la del faro de Cap de Cavalleria.

  3. Hola! he leido algunos de tus posts, y la verdad es que me encantan los viajes en plan mochilero… Que puedo hacer para empezar a viajar? No veo la hora de viajar!

    Graciaaas!

    1. Para «empezar a viajar» GT sólo tienes que coger una mochila, meter lo indispensable y, ¡empezar! Tan fácil como eso. No es necesario tener mucho dinero, lo más importante es tener ganas de disfrutar y descubrir nuevas gentes y rincones. Igualmente, tampoco es vital que te hagas 7.000 km para «viajar». Muchas veces, cerca de nuestros hogares, hay sitios alucinantes esperando nuestra visita. Así que ya sabes, anímate y a ello 😉

Deja un comentario