Los nueve rincones más dulces de Santander

No hace falta viajar a Gante para disfrutar de deliciosos chocolates, ni es necesario tomar un avión a París para comerse un buen pain au chocolat. Santander está llena de rincones dulces que dejan muy buen sabor de boca, literalmente. ¿No se te ocurre ninguno? A mi por lo menos nueve.

HELADERÍA REGMA

Helado de Regma en la Bahía de Santander (Cantabria)

Venir a la capital de Cantabria y no comerse un helado de Regma es como no haber estado aquí. Sé que suena duro, pero así es. Sus helados son, ¿cómo decirlo? Enormes, en todos los sentidos, y aunque en su carta de sabores no hay lugar para rarezas, ¿a quién le importa? El de chocolate con nata (siempre con más chocolate que nata) está delicioso. Toma un cucurucho sencillo y te irás cenao a casa. Se rumorea que una vez alguien se comió uno doble pero nadie ha podido contrastarlo. Se desconoce si un estómago humano puede asimilar tal cantitdad de dulce sin colapsar. No pongas por excusa que es invierno porque Regma está abierto durante todo el año, al menos sus establecimientos de Amos de Escalante (al lado del Ayuntamiento) y Paseo Pereda (muy cerca del arco del Banco Santander).

BOMBNERIA PETIT PLAISIR

Piruletas frikis de la Bomboneria Petit Plaisir de Santander (Cantabria)

¿Quién dijo que el postre no puede tener un punto friki? En la Bomboneria Petit Plaisir encontrarás piruletas de azúcar de lo más peculiares. Por 3,50 euros podrás llevarte un Elmo, un Triki, una Hello Kitty, un Spiderman, un soldado imperial o, si lo prefieres, ¡un ejército de ellos! Aquí encontrarás un montón de delicatessen. Tienen bombones, tartas personalizadas, macaroons… ¡Y una bici con una cestita en la puerta! Me encanta. Si quisiera hacer un dulce regalo probablemente vendría aquí, a la calle San Francisco número 2.

PASTELERÍA GÓMEZ

Pastelería Gómez. Santander (Cantabria)

La Pastelería Gómez es un clásico que nunca pasa de moda. La fama de su repostería es tal que si estás el tiempo suficiente en la ciudad no será raro que escuches a alguien decir que si los pasteles no son de Gómez no quiere comerlos. Se trata de una confitería de toda la vida que viene llenando de dulces las mesas de las celebraciones santanderinas desde que yo tengo memoria. A mi me encantan sus profiteroles, pero a diario preparan un surtido con mucha variedad y tamaños. Tienen seis establecimientos aunque, si estás vago, siempre puedes recurrir a su servicio a domicilio.

CHOCOLAT FACTORY

Chocolat Factory de Santander (Cantabria)

En el número 1 de la calle Rubio, justo en frente del Regma de Amos de Escalante por su lateral izquierdo si es mirado de frente, se encuentran los siempre simpáticos escaparates de la Chocolat Factory de Santander. Toda clase de bombones y figurillas se realizan aquí con cacao, y todo tipo de chocolates que  puedas imaginar están a la venta también. Sin azúcar, 80% negro, blanco, “con un sutil toque florar”, etc. Si buscas chocolates raros aquí los tienen fijo.

 CAFÉ OLÉ

Boceto de un café olé

Café con leche en vaso recubierto con un generoso sobrero de nata y sirope de frutos del bosque o avellana (u otro si se tercia). Esa es la bebida estrella del Café Olé que lleva por nombre eso, café Olé. Encontrarás este escondido local en el número 5 de la calle Honduras, muy cerca de la Universidad de Ingeniería de Caminos, Canales y Puertos. ¿Su horario? Es un misterio. Yo probaría por las tardes a última hora, a partir de las 20:00 horas. ¡Suerte! (Sí, el dibujo lo he hecho yo, últimamente los horarios de este local y mi persona no han sido muy amigos).

LA ANTIGUA, BOUTIQUE DEL PAN

Panadería La Antigua Boutique del Pan. Santander (Cantabria)

El concepto panadería se moderniza en el 15 de Daoiz y Velarde para mostrar su cara más elegante. Pero lo mejor de La Antigua no es su look supercuidado sino que todo lo que sale del horno o la nevera huele a casero. Variedad hay para aburrir. Aquí podrás zampar leche frita, croissants de mantequilla, magdalenas, pan de pasas y nueces, arroz con leche, tiramisú y, ¡cómo no! Sobaos pasiegos, el dulce más conocido de Cantabria. No es que lo diga yo, lo dice su pizarrita monísima de la entrada, la misma que asegura que solo cierran los domingos por la tarde.

CONFITERÍA VEGA

Pueras de chocolate de la Confitería Vega. Santander (Cantabria)

Un establecimiento cuyas puertas son tabletas de chocolate gigantes se merece todo mi respeto. A ver qué otra capital de provincia puede presumir de tener una confitería con estas puertas. Desgraciadamente no son comestibles (morder es mala idea) así que si decides pasar por la Confitería Vega, en Hernán Cortés 41, será mejor que encargues un café y algo más para merendar. Entre otras cosas venden cup cakes, marron glaçe y si, aquí también tienen sobaos tamaño casa.

CHOCOLATERÍA VALOR

Chocolatería Valor. Santander (Cantabria)

La chocolatería Valor en Santander es una apuesta segura si a) te encanta el chocolate negro o b) tienes más de 65 años. Con independencia de que acabes en el local de la calle Burgos o en el de Castelar, lo suyo es que te pidas un pedazo de supertarta de chocolate negro, una enorme porción de pastel que recomiendo compartir si no vienes con mucha hambre.

CAFETERÍA DE LA ESTACIÓN DE AUTOBUSES

Mostrador de la cafetería de la Estación de Autobuses de Santander (Cantabria)

Ya, ya sé que este sitio no tiene glamour, ¿pero cómo pueden hacer unas napolitanas tan buenas? Anda que no me he bajado yo veces del autobús y he tenido que resistir la tentación de llevarme una debajo del brazo. ¡Qué bien huelen! Es subir las escaleras mecánicas y empezar a salivar con la primera respiración. De hecho, no hace falta que te diga ni dónde está, puedes guiarte por el olor (bueno vale, está en el primer piso, a mano derecha de las escaleras mecánicas si subes). ¡Ah! También venden sobaos El Macho, una de las marcas más famosas de soabos, por si te quieres llevar para regalar.

*   *   *   *   *   *   *

Viaja en mi Mochila en directo a través de  Twitter,  Facebook e Instagram. ¡Y ahora también de YOUTUBE! Si lo prefieres, suscríbete al boletín mensual y recibirás la información más relevante por e-mail. Todas y cada una de las opciones son válidas, gratuitas y contribuyen a que esta web pueda seguir generando contenidos. Apúntate, ¿a qué esperas?

17 comentarios en “Los nueve rincones más dulces de Santander

  1. Lo de las napolitanas es verídico… siempre que he subido por esas escaleras he parado ahí, te piden a gritos cómeme, igual que esa tarta de valor está haciendo ahora mismo ummm
    Y Regma es la mejor heladería de Cantabria con diferencia… sólo superado por los helados italianos o los que hago yo en casa, con extra de nata jjjj
    Beso!

  2. Otro de los sitios así dulces (aunque también es salado) es el Santa & Co en la calle Marcelino Sanz de Sautuola donde tienen una buena mezcla de cafes, tes, y una buena combinación de dulces y salados que contentarán a cualquiera.

    Otro sitio recién inaugurado es el Homer´s Home en la Calle Guevara donde llevan la pasiión por las rosquillas a otro nivel con mas de 20 variedades.

    Y otro sitio muy del estilo de la antigua, es la crujiente en la Calle Rualasal donde tienen horno propio y aparte de vender todo tipo de panes puedes tomarte un café acompañado de un buen dulce.. y además estas navidades triunfaron con los miniroscos

    1. Jo, pues a mi el Homer’s Home estratégicamente situado en frente del Santa Clara no me convencen nada. Me parecen tan… Mmmm… Ariticiales (por muy buenos que estén). Donde esté en buen sobao que se quiten todos los donuts del mundo 😉

  3. .Una vez vi una mujer que compro un helado doble en Regma. La dependienta insistió que con uno sencillo tendría suficiente. Pero ella, vasca que era, compro el doble…. No vi si se lo terminó o tuvo que llamar al Samur…

    1. Si soy sincera yo he visto a mi tío comerse un cucurucho doble y vivir para contarlo. Pero yo también tuve una experiencia como la tuya Laura. Hace poco vino un amigo mío de Bilbao y pidió doble al ver el ‘normal’ porque pensó que ese era el doble. Tuve que sacarle del error para evitar que reventara. Ja ja ja

  4. Un post de lo más dulce, no apto para diabéticos pero a mi me ha rechiflado!!!!

    Yo prefiero la heladería Capri, son más ligeros, con menos nata y la variedad de sabores es alucinante!!! En el embarazo no podía faltar uno de menta con chocolate al menos una vez por semana, pero la verdad que los de Regma también son deliciosos aunque yo creo que las colas también se deben a la cantidad de helado que sirven (ande o no ande caballo grande)
    Merece la pena Ponona Cakes en Joaquin Costa 18A, bajo donde hacen con cariño tartas, cupcakes, cake pops, galletas, y cualquier cosa dulce que se te pueda ocurrir por encargo.
    Los jueves, viernes, sábados y domingos, tienen lo que va saliendo del horno para que te lleves a casa 🙂
    Como ya ha dicho Comiendo con Monty Santa & Co también es digno de mención

  5. Buenos días, Cristina.

    Soy uno de los gerentes de Pastelerías Gómez. Me pongo en contacto contigo para agradecerte la mención que nos has hecho en tu blog. Expresas perfectamente el caracter artesanal y familiar que mantenemos en nuestra empresa y que como tú bien dices, llevamos muchos años ofreciendo a todos nuestros clientes, tanto los habituales como los que quieran venir a conocernos por primera vez.

    También me gustaría aclararte que la foto que ilustra la entrada no corresponde con uno de nuestros establecimientos, si no con otra empresa con la que hace tiempo manteníamos lazos familiares pero que ya no es así, puesto que ha sido adquirida recientemente por una tercera empresa. Si te parece bien, nos pondremos en contacto privado contigo para enviarte por mail varias fotos actuales de alguna de nuestras seis tiendas por si quieres cambiarlo.

    Muchas gracias y un afectuoso saludo

    1. Hola José. Ha sido un placer recomendaros, vuestra repostería es excelente, bien los sabemos los que llevamos años disfrutándola.

      Respecto a la foto desconocía que ese ‘Gomez’ ya no era vuestro. No te preocupes, en cuanto tenga un ratin me pasaré por uno de vuestros establecimientos para poner la correcta.

      Un saludo!

  6. En su día se me olvidó comentar una cosa, la bombonería de San Francisco se llama A Petit, te lo digo porque yo también la llamaba : petir plaisair en mi blog, y eso es una marca que tiene tiendas por España pero no precisamente en Santander. Te lo digo porque encontraron la entrada en mi blog y se pusieron en contacto conmigo para que lo cambiara (siempre muy majos y educados).

    Un Saludo

    1. Si, ya he visto, pero bueno, a efectos de que la gente pueda encontrarla lo voy a dejar así porque al final lo que pone bien grande en la entrada es ‘Bombonería’. Pero gracias por tu aporte Comiendo con Monty 🙂

Deja un comentario