Lista de deseos para mi Ruta Maya con All Mexico Pass

Mientras vosotros leéis estas líneas yo termino de hacer la mochila. Próxima parada: México. Bueno, Madrid, porque antes de irme a descubrir la Ruta Maya que All México Pass me tiene preparada he de hacer escala en la capital española (que gran sacrificio, ¿eh?).

Aunque marcho el lunes aún no tengo en mi poder el programa completo de una expedición que durará 15 días pero a estas alturas, ¿sabéis qué? Que me da igual, que sea sorpresa. Casi mejor. Eso sí, por si los organizadores aún están cerrando los últimos destinos he pensado contarles qué cosas me encantaría hacer por allí, ya sabéis, por si cuela. Hagamos lo que hagamos y como diría Adri de Mola Viajar: México, ¡maya vamos!

Imagen Web All Mexico Pass1. Ver un amanecer en Chichen Itzao o, en su defecto, en cualquier otro yacimiento arqueológico maya, a poder ser desde lo alto de una de esas enormes pirámides constuidas hace cientos de años. En silencio, sin turistas haciendo fotos por todos lados.

2. Bañarme en un cenote y, si fuera posible, ¡bucear en un cenote! Desde que vi imágenes de las dolinas inundadas de Tulúm es algo que me muero de ganas de hacer. Se rumorea que, además de muy cristalinas, su aguas están bastante calentitas así que mejor que mejor. Por si hay oportunidad he metido un par de bikinis en la mochila 😉

3. Aprender a beber tequila a la mexicana (si es que eso existe). En mis tiempos mozos (más mozos, quiero decir) mis amigos y yo fuimos entusiastas bebedores de José Cuervo en su variedad tostada. Si ando en su país me gustaría aprender a tomarlo, si es que hay una forma específica de hacerlo, puesto que nosotros teníamos nuestra propia técnica para beber tequila a la mexicana, que intuyo inventó alguien con más cara que espalda y que no es una tradicción mexica en absoluto. Veremos.

4. Visitar Tuxtla Gutiérrez, capital de Chiapas. Ya, ya sé que este no es un sitio especialmente turístico (exceptuando la zona del Cañón del Sumidero y alrededores) pero es la ciudad a la que estuve a punto de irme a vivir a principios de año. Ahora sé que no voy a acabar allí (¡espero!) pero me muero de curiosidad por saber qué me he perdido.

5. Cantar una ranchera o un corrido así, como con sentimiento. Y si no me dejan cantar pues que me la canten, ¡aunque prefiero cantarla yo! Este deseo es super fácil y, además, muy divertido. Eso sí, tengo la desgracia de quedarme afónica con mucha velocidad así que cuanto antes mejor.

6. Contemplar un atardecer en una playa caribeña de esas que parecen el paraíso (de las que salen en los anuncios de la tele y los folletos de boda). Ya me imagino bañándome en las aguas cálidas del Caribe mientras el sol se esconde por el horizonte. Menudo lujo intuyo.

7. Bailar salsa. Ya, ya sé que la salsa no es una danza típica mexicana, pero si que es un baile muy popular en todos los países de habla hispana, España incluida. Cruzar el océano Atlántico y volverme a la península sin echar un bailecito para mi sería casi un sacrilegio. ¡Que he estado practicando mucho! Si tenéis corazón no me dejaréis con las ganas.

8. Descubrir la gastronomía del país. Uno de mis restaurantes favoritos de Santander, mi ciudad de origen, es El Picón, un mexicano regentado por una paisana suya que sirve comida de su tierra además de una sangría buenísima hecha a base de tequila. No obstante, ahora que tengo la oportunidad de ir a México, me apetece probarlo todo. Todo lo que pueda quiero decir, ver a qué sabe de verdad la comida mexicana y comprobar si soy capaz de enchilarme (el picante me encanta pero tengo mis dudas sobre cuánto puedo soportar). Eso sí, ya me han advertido: no pruebes un pimiento llamado Habanero. Por cierto, los dulces también me gustan mucho 😉

9. Dormir más de cinco horas al día EN UNA CAMA. Esto que puede parecer una tontería no lo es en absoluto. Antes que periodista, fotógrafa, travel blogger y mochilera soy persona y, ¡necesito dormir! No hace falta que sean 10 horas todos los días, pero si al menos siete. Vamos, lo que recomendaría cualquier médico en su sano jucio (bueno, de hecho un doctor probablemente recomendaría más). Si no lo hago en el mejor de los casos estaré borracha de sueño y, en el peor, moriré. Y no queréis que muera, ¿verdad? 😀

Viaja en mi Mochila en directo a través de TwitterFacebook e Instagram

(*) Post dedicado con todo el cariño del mundo al equipo de All México Pass, por invitarme a descubrir la Ruta Maya de su mano; así como a todas las empresas que con su apoyo y patrocinio van a hacer realidad este viaje. A todos, de corazón, mil millones de gracias.

6 comentarios en “Lista de deseos para mi Ruta Maya con All Mexico Pass

Responder a Lala Cancelar respuesta