Es cierto Londres, soy infiel

Cristina E. Lozano en el metro de Londres

Perdóname Londres por serte infiel de forma reincidente.

Mas no te equivoques: que no seas la única no significa que seas una más,

que no me pese cada beso que dejo en otro lugar.

 

Discúlpame querida si en otros brazos casi siempre te me olvidas.

Las dos sabíamos que así es como sería,

y que más temprano que tarde volvería.

 

Me recuerdas, te recuerdo.

El olor a metro me devuelve la promesa que te aplazo en cada encuentro.

La próxima vez vendré para quedarme”.

 

Te la hice tiempo atrás,

cuando los estudiantes tomaban tus calles para protestar,

la gente aún acampaba en las plazas,

y había quien creía que las cosas podían cambiar.

 

La próxima vez vendré para quedarme”.

Lo prometí mientras me deshacía aquel otoño.

Recuerdo las hojas de los Jardines de Kensington.

El gorro, la chaqueta de cuadros, las medias negras.

Recuerdo el atardecer, el frío, el take away.

 

La próxima vez vendré para quedarme”.

Lo prometí lo menos cinco años atrás,

mientras me bañaba en una fuente de Trafalgar

al grito de hemos ganado el mundial.

De buena gana me hubiese quedado entonces contigo,

pero una hispana dama con sabor a relaxing cup

decidió cruzarse en mi camino.

 

Hoy te veo Londres,

sabiendo fugaces los amantes y los años;

tan consciente de lo fácil que es perdernos,

como de nuestra capacidad para reencontrarnos.

Estuve aprendido a vivir estos últimos años,

¿a qué te has dedicado tú, mi querida Londres?

 

Dime que Marx aún descansa en tu Highgate,

que el obelisco de Cleopatra vigila la orilla del Támesis,

que no se dejaron de coser amapolas a la puerta de St Paul.

 

Cuéntame si aún queda algún rincón sin foto en Candem Town,

si Cupido no se cansó ya de las limusinas de Picadilly,

si los pianos siguen sonando por las calles de la ciudad.

 

Ojalá que el Big Ben siga siendo alto, elegante, dorado;

que tú sigas ruborizandote cada amanecer.

Ojalá que me hayas echado de menos,

que anhelaras mi regreso tanto como yo deseaba volver.

 

Sécate las lágrima Londres,

y no dejes que baje del vagón sin secármelas a mi.

Perdona si de nuevo no vuelvo para quedarme,

quizá la próxima vez por fin si sea así.

 *  *  *  *  *  *  *

Viaja en mi Mochila en directo a través de  Twitter,  Facebook e Instagram. ¡Y ahora también de YOUTUBE! Si lo prefieres, suscríbete al boletín mensual y recibirás la información más relevante por e-mail. Todas y cada una de las opciones son válidas, gratuitas y contribuyen a que esta web pueda seguir generando contenidos. Apúntate, ¿a qué esperas?

Vuelos baratos a Londres (UK)

CÓMO ENCONTRAR SEGUROS DE VIAJE BARATOS (por si te atropella un autobús rojo de dos plantas, ¡qué espero que no!)

2 comentarios en “Es cierto Londres, soy infiel