Salir de fiesta en Budapest: Cuatro bares de ruina y, ¡un Ecce Homo!

Cuando cae la luz Budapest se enciende y se vuelve impresionante, tanto por la belleza de sus edificios magistralmente iluminados,  como por la intesa vida nocturna que depara, tan prolongada en el tiempo que sería capaz de tumbar hasta al más noctámbulo de los búhos. De la amplísima oferta vespertina de esta gran urbe merecen mención especial los ruins bars. ¿El qué? Los bares de ruina, esto es, edificios abandonados que los hosteleros alquilan por dos duros para convertir en garitos de entrada gratuita decorados de infinidad de maneras curiosas, siempre conservando las viejas estructuras que dan forma a los espacios.

Tanto éxito ha tenido este formato de bar retro y/o alternativo que cada vez son más los que pueden encontrarse en la ciudad (no os dejéis engañar por la etiqueta retro y/o alternativo, las gentes que los frecuentan son de todo tipo y condición, nada de lo que asustarse). Ya sea para tomar un café a las siete de la tarde o para bailar hasta que el cuerpo aguante, no puedes marchar de la capital húngara sin pasar por uno de ellos. Tampoco sin probar un Palinka, el chupito más célebre del país (un aguardiente de 50 grados que sí, quema como el fuego y está más malo que ni sé).

LOS MEJORES RUINS BARS

¿Mis ruins bar favoritos? El Wndrlnd para tomar algo sin prisas y el Instant para desfasar. No obstante ahí van cinco sugerencias y, sobre todo, un consejo, ¡conoce cuantos puedas porque todos son únicos y diferentes! Si acudes a una hora prudencial (antes de las 22:30) quizá hasta encuentres un concierto. No te los pierdas, estoy casi segura de que te gustarán.

Wndrlnd, un ruin bar de Isla Margarita (Budapest, Hungría)WNDRLND. El enorme pulmón verde que es Isla Margarita se vuelve de noche un rincón perfecto para ir de fiesta. Aquí, entre otras cosas, encontrarás el Wndrlnd (lo que viene siendo wonderland sin vocales), un gran jardín transformado en bar en el que no faltan una barra-tiovivo, un escenario para música en vivo y una espaciosa pista de baile. Juguetes viejos, cartelería antigua, un ratón de ordenador colgado de la verja y muchas bicis. De hecho, ¡se accede por un arco repleto de bicicletas! Si el tiempo acompaña es perfecto, especialmente si vas de tranqui. Aquí la cerveza ronda los 500 florines y hay un puestecillo de comida con precios asequibles. Como tarde abre todos los días a las 16:00 y, como pronto, cierra a las 2:00 horas (a las 4:00 viernes y sábados). Si luego quieres continuar seguir de marcha encontrarás discotecas en la misma isla (¡y algunas no cierran hasta las 10 de la mañana!).

Instan, un bar de ruina en Budapest (Hungría)INSTANT. El único bar de ruina decorado con motivos animales espera en Nagymez Utca 38. Un edificio con sótano techno o drum & bass, sala baja de rock & roll o hip hop, y una primera planta con música variada actual (depende del día). Lo mismo te pinchan el Sound de la police que una de Rihana, de Franz Ferdinanz o de Justice. En una de sus salitas con mesas las paredes están decoradas con partituras. ¡Y ojo al baño de exposición, a los cerdos volando y a la bola de cristal jabalí! La cerveza está entre semana a 500 florines, a unos 600 en finde (por cerveza entiéndase una doble cerveza española, en este y en el resto de pubs de la lista). Es el local indicado si te gusta cambiar de ambiente durante la noche sin moverte, si piensas estar de farra hasta que el cuerpo aguante o si quieres ver húngaros en acción.

Szimpla Kert, el bar de ruina más famoso de Budapest (Hungría)SZIMPLA KERT. El Szimpla es el bar de ruina más famoso de Budapest, probablemente por ser uno de los primeros, de los más grandes, y estar muy bien situado. Sin duda alguna es un garito impresionante en el que los artistas hacen cola para exponer y donde a diario se cambian los motivos de la decoración (aunque, en realidad, si sólo andas un fin de semana en la ciudad eso te da un poco igual). Sin embargo, a mi es con diferencia el que menos me gustó porque, ¡está lleno de turistas! Sólo se oye inglés, especialmente entre semana. Sin embargo nunca está de más pasarse a echar un ojo. Molan su terraza semi-descubierta para fumadores, la jukebox con CDs de la tierra (aunque no conozcas ni a Perry), las shishas para compartir en la zona de asientos y, ¡el aparcamiento de bicis hecho con ruedas de bici del exterior! Las cerves rondan los 500 florines, quizá algo más. Se encuentra en Kazinczy St 14, una calle repleta de este tipo de establecimientos.

Fogazhas, un bar de ruina en BudapestFOGASHÁZ. ¿Te apetece sentarte en un patio destartalado entre árboles y lucecillas tras un duro día de caminata y turisteo? Pues pásate por aquí. Eso sí, tras pillar mesa y ordenar tu bebida no olvides explorar el edificio. En las salas a mano izquierda encontrarás un futbolín de jugadores de hockey hielo y un flipper de Los Soprano, entre otras cosas. En este bar como en el Wndrlnd se puede encargar algo de comer, fumar shisha como en el Simplza Kert, y hasta disponer de una conexión WIFI que funciona (la contraseña está indicada en el ticket). Tranquilo a eso de las 10, perfecto para comenzar la noche. La cerveza está a 500 florines, quizá algo menos, y se encuentra en Akácfa Utca 51, muy céntrico.

Ecce Homo, detalle en el Fekete Kutya, un bar de Budapest (Hungría)FEKETE KUTYA. Vaya por delante que esto no es un ruin bar, de hecho sería un garito normal y corriente sin mucho que destacar, muy chill out, adecuado para estar tranquilo y mezclarse con locales. Pero es que, ¡tiene un Ecce Homo en la pared! ¿Cómo? ¿Cuándo? ¿Por qué? ¿En qué momento de la vida se les ocurrió pintar semejante detalle en su muro? Podéis imaginaros la cara que se me quedó al encontrarme el retrato más famoso de Borja en Hungría. La mala noticia es que la pintura forma parte de una exposición temporal de las muchas que se hacen en este local así que, probablmente, no lo encontraréis si allí acudis. No obstante el Fekete Kutya es un sitio de lo más agradable así que, si pasáis por Dob Utca 31 (muy cerquita del Szimpla Kert), no dejeis de visitarlo.

Viaja en mi Mochila en directo a través de TwitterFacebook e Instagram

#POSTAMIGO

Ruins pubs y la noche en Budapest, por Jesús Martínez (@Vero4Travel)

6 comentarios en “Salir de fiesta en Budapest: Cuatro bares de ruina y, ¡un Ecce Homo!

  1. Hace muuuucho tiempo que fui a Budapest y sí que ha cambiado el panorama! vaya bares chulos y originales. Tengo ganas de volver y para cuando eso ocurra me apunto todo y cada uno de los garitos que nos enseñas. Un saludito!

  2. Hola! Yo he estado 4 dias. El ambiente es estupendo (gente joven y turistas). El Morrison’s 2 es ideal para entresemana. Musica para bailar y cierra a las 5