Diseña tu ruta maya soñada para que All México Pass la haga realidad

Atención bloggers con espíritu aventurero. All México Pass organiza un concurso para escoger a 10 viajeros dispuestos a descubrir los encantos mesoamericanos. Bajo el título ‘Mi ruta maya soñada’ se invita a los internautas a elaborar una travesía de entre 9 y 10 días para, de entre ellas, escoger una y ponerla en práctica. Con salida desde Madrid, recorridos a bordo de autobuses de la compañía ADO y un Maya Pass debajo del brazo. Tienes hasta el 30 de enero para enviar tu propuesta. ¿A qué estás esperando? Los ganadores serán anunciados el jueves 31 de enero entre las 16:00 y las 17:00 horas en el stand de All México Pass en Fitur.

Nosotros ya tenemos pensada nuestra ruta maya soñada. El recorrido arranca en Ciudad de México (día 1) y pasa por Teohuacuán y Tuxtla Gutiérrez (día 2), el Cañón del Sumidero y San Cristóbal de las Casas (día 3), hasta llegar a Agua Azul (día 4), una preciosa reserva de la bioesfera repleta de cascadas. Desde ahí continúa hacia la arqueológica Palenque y la Ciudad del Carmen, una bonita localidad ubicada en el corazón de la Laguna de Términos (día 5). Sigue después hacia Campeche y Mérida (días 6 y 7), pasa por la mítica Chichen Itzá (día 8) y termina buceando en uno de los cenotes de Tulúm (día 9). ¿Quieres saber más? Pues sigue leyendo.

Día 1. Ciudad de México. Arrancamos en la capital del país, una inmensa urbe que alberga una de las obras más sobresalientes de la arquitectura hispanoamericana: la catedral Metropolitana de Ciudad de México, dedicada a la Asunción de la Virgen María y ordenada construir por Hernán Cortés sobre un antiguo templo que formó parte de la mítica Tenochtitlán.

Día 2. Desde el DF nos espera un largo viaje a bordo de uno de los autobuses de ADO hasta Tuxtla Guitérrez, capital del estado de Chiapas, que amenizaremos con una parada en Teohuacán para visitar la zona arqueológica de La Mesa. ¿Para almorzar qué mejor que unos ricos chiles rellenos de Santiago Miahuatlan con mole acompañados del típico pan de burro de la zona? Luego siesta y hasta Tuxtla donde, antes de dormir, disfrutaremos de una velada en el animado Parque de la Marimba.

Día 3. En Tuxtla empezaremos el día contemplando el impresionante Cañón del Sumidero que atraviesa el río Grijalva y, desde ahí, partiremos a San Cristóbal de las Casas, uno de los Pueblos Mágicos de la lista de la Secretaría de Turismo de México que además, en 2011, fue sede mundial del Turismo de Aventura. Esa noche dormiremos en Agua Azul, una impresionante reserva de la biosfera repleta de cascadas donde pretendemos acampar.

Día 4. Tras hacer noche a orillas del río Tulijá dedicaremos el día a disfrutar de la naturaleza. Haremos un poco de rafting y pasearemos junto a los saltos de agua del lugar para dormir de nuevo en este paraíso natural.

Día 5. Madrugamos para conocer Palenque, una gran ciudad maya donde no habremos de perdernos el Templo de las Inscripciones, el Palacio, el Acueducto y el conjunto de las tres cruces formado por el Templo de la cruz, el Templo del sol, y el Templo de la cruz foliada. En esta zona, como en todas Chiapas, es muy típico comer chipilines así que habrá que probar tantas especialidades podamos. Y de Palenque, ¡al autobús y hacia Ciudad del Carmen!

Día 6. En Ciudad del Carmen podremos disfrutar de los serenos parajes de la Laguna de Términos, de sus largas playas y sus bellas aguas para, desde ahí ya por la tarde, marchar hacia Campeche, una urbe cuyos orígenes se remontan hasta el año 500 a.C.

Día 7. En Campeche visitaremos Calakmul, una de los más importantes enclaves mayas del período clásico, Patrimonio de la Humanidad desde 2002, y Edzná, con su majestuoso templo de los cinco pisos. Más tarde y por la costa si es posible nos trasladaremos hasta la ciudad de Mérida para disfrutar de la noche mexicana. Quizá sea buen momento para hacer una degustación de tequilas de verdad.

Día 8. Desde la Mérida mexicana movemos hasta Chichén Itzá, la ‘boca del pozo’, un lugar famoso por haber sido escenario de juegos de pelota maya, esos en los que el ganador, tras demostrar su valía con las bolas de piedra, era sacrificado a los dioses junto a los que supuestamente pasaba a unirse en el inframundo. Contemplaremos la magestuosa Pirámide de Kukulcán y el cenote sagrado antes de partir hacia Tulum, situado en el parque nacional del mismo nombre, un lugar antaño conocido como Tamá que en maya significa amanecer.

Día 9. Si hasta ahora hemos disfrutado de reservas naturales, impresionantes enclaves mayas y algunas ubres coloniales lo que reservamos para el final promete dejarnos muy buen sabor de boca. En Tulum nos adentraremos en el ecopark LabnHa para una jornada de submarinismo en alguno de sus preciosos cenotes. Sin duda haremos hambre para la cena que será a base de platillos elaborados con productos del mar, como por ejemplo el tikinxic, o de guisos preparados con jabalí, venado o pavo del monte, como puede ser el pibil.

Día 10. Nuestra última jornada la reservamos o bien para descansar y disfrutar de las paradisiacas playas de la zona, o bien por si alguno de los otros días las actividades se alargan más de la cuenta. Hoy tocará llegar hasta Cancún y, de ahí, ¡de vuelta a Madrid!

Imágenes: Wikimedia Commons

#POSTAMIGO / RUTAS DE OTROS VIAJEROS

Mi ruta maya ideal: Un blogtrip al paraíso mexicano, por Dany Morales

Mi ruta maya soñada, por Verónica Martínez (Vero 4 Travel)

Mi ruta maya soñada, por La Sed del Viajero

11 comentarios en “Diseña tu ruta maya soñada para que All México Pass la haga realidad

Responder a Inma Cancelar respuesta