Cómo viajar en avión con un gato

¿Se puede volar con un gato? ¿Es posible viajar en avión con tu mascota? En general sí, puedes viajar en avión con tu gato. Yo lo he hecho varias veces, con diferentes compañías y nunca he tenido ningún problema, ni con la aerolínea ni con el gato. Para saber si tú puedes hacerlo, para que sepas cómo hacerlo y, sobre todo, para tranquilizarte si tienes que hacer un vuelo con tu gato, he escrito este artículo titulado Cómo viajar en avión con un gato. Si te interesa, abróchate el cinturón de seguridad porque, ¡Despegamos!

El gato Lennon viajando en avión a Noruega

En este artículo tienes toda la información que necesitas para volar con tu gato. Desde qué vacunas le hacen falta, hasta qué tipo de trasportín utilizar, pasando por cómo hacerle un pasaporte a tu mascota, cómo pasar los controles de seguridad en el aeropuerto, o qué hacer para que el gato esté tranquilo durante el vuelo (¿es bueno darle tranquilizantes a un gato?), entre otras cosas. Asimismo, en este artículo también encontrarás un enlace a otro artículo en el que se especifican todas las medidas, pesos y precios que habrás de observar en las principales aerolíneas del mundo si quieres volar con tu gato. Espero te sea útil.

Ahora, ten claro que antes de lanzarte a la comprar un billete de avión para volar con tu gato tienes que comprobar tres cosas: 1) Si la aerolínea con la que quieres viajar permite gatos abordo; 2) si el país al que quieres viajar admite que entren gatos en él vía aérea; y 3) qué documentación y/o requisitos necesita tu gato para volar en ese viaje (porque no todos los viajes requieren la misma documentación y/o requisitos necesariamente). Vamos a ver cómo nos enteramos de todo esto.

1. ¿TODAS LAS AEROLÍNEAS PERMITEN VOLAR CON GATOS?

La respuesta a esta pregunta es no, no todas las aerolíneas permiten volar con gatos. Por suerte, casi todas las aerolíneas permiten volar con gatos, pero no todas. Las compañías de bajo coste como Ryanair, Easy Jet o Wizzair aun no admiten gatos en sus vuelos pero, como verás más adelante, son más una excepción que una regla.

Para saber si la aerolínea con la que quieres viajar permite volar con gatos, contacta directamente con ella. ¿Cómo haces eso? Por Internet entrando en la página web oficial de la aerolínea en cuestión, o llamándoles por teléfono. ¿Cómo encuentras el teléfono de la aerolínea con la que quieres volar en caso de que quieras contactar por teléfono con ella? En Internet, en su página web oficial. Les llamas, preguntas si puedes volar con tu gato, y te enteras de qué condiciones tienes que cumplir para hacerlo.

Gato volando en avión

Pregunta si hay alguna raza de gato que no admitan en sus vuelos (muchas veces en los vuelos no se admiten gatos ni perros braquicéfalos. Son gatos braquicéfaos los gatos birmanos, exóticos de pelo corto, himalayos y persas, entre otros); dónde estará tu gato durante el vuelo (lo ideal es que pueda ir en cabina contigo, como si fuera un ‘equipaje de mano’ de los que se colocan a los pies); cómo tiene que ser el trasportín en el que tiene que ir (las medidas exactas, si es rígido o blando, etc. Ojo que no todos los trasportines valen par volar en avión); y si tienes que pagar extra por llevar a tu gato contigo (que, normalmente, sí. Hazte a la idea de que tendrás que pagar extra por llevar a tu gato). Aquí tienes un listado detallado de las aerolíneas que permiten viajar con gatos.

¡! Vas a ver que muchas compañías aéreas limitan o prohiben los vuelos de gatos braquicéfalos. No lo hacen por capricho, lo hacen porque la salud de esos gatos peligra si se suben a un avión. Aunque la aerolínea lo permita, si quieres volar con un gato braquicéfalo, consulta antes a un veterinario.  

Vuelos baratos a Barcelona (España)

2. ¿QUÉ DOCUMENTACIÓN NECESITA UN GATO PARA VOLAR?

La documentación que necesita un gato para volar depende de tu país de origen y tu país de destino, sobre todo de tu país de destino porque son ellos los que te van a exigir una u otra cosa. ¿Cómo sabes qué documentación necesita tu gato para volar? La documentación que tu gato necesita para volar queda establecida en el Reglamento (UE) n ° 576/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo, del 12 de junio de 2013. Te la resumo.

En general, para volar con tu gato necesitas: que tu gato tenga chip (que debería tenerlo, vuele o no vuele), que tu gato tenga pasaporte (no confundir con cartilla de vacunación, aunque ambos documentos te los expiden tu veterinario o veterinaria), y que tu gato tenga la vacuna antirrábica puesta con un cierto tiempo de antelación (no vale poner la vacuna el día antes de marchar). Como digo, esto es en general porque después cada país puede tener sus exigencias expresas o recomendaciones al efecto.

Transportin homologado para viajar en avión y volar con un gato-25

¿Cómo te enteras de qué documentación necesita tu gato para volar a un país concreto? En la página del Ministerio de Exteriores o similar del país desde donde sale tu vuelo. Si están en España, en la página del Ministerio de Exteriores de España. Si ahí no encuentras la información que necesitas, contacta con la embajada del país al que vayas a volar en tu país (osea, si estás en España, con la embajada del país al que viajes en España). Quizá tu veterinario te pueda informar, pero yo te recomiendo encarecidamente que, además de contactar con el veterinario, lo hagas con los departamentos gubernamentales correspondientes porque si haces algo mal porque tu veterinario te informó mal en el aeropuerto no puedes decir “me lo dijo el veterinario”.

Un ejemplo práctico. Uno de los viajes en avión que mi gato y yo hemos hecho con frecuencia es España – Noruega y viceversa con escala en Países Bajos. ¿Qué documentación he necesitado para hacer el viaje? Como decía, he necesitado que mi gato tuviera chip, que tuviera pasaporte gatuno, que tuviera la vacuna antirrábica puesta al menos 21 días antes de volar a Noruega y, además, haber realizado un tratamiento de desparasitación en unas fechas determinadas. ¿Dónde encontré esta información? En la sección dedicada a Noruega de la página del Ministerio de Exteriores de España donde decían así: “Importación de perros, gatos y animales domésticos desde la Unión Europea a Noruega: todos los animales que entren en Noruega deben pasar por la zona roja de aduanas; deben estar identificados con un microchip o tatuaje legible; deben estar vacunados contra la rabia (STANDARD OMS) con arreglo a las normas del laboratorio correspondiente y como mínimo 21 días antes de la entrada en el país.  Además, siguiendo normativa especial noruega, los animales deben haber sido tratados contra echinococcus entre 24 horas y 5 días antes de llegar a Noruega y debe repetirse el tratamiento a los 7 días de llegada a Noruega. Todo lo anterior debe figurar en el pasaporte azul de mascota expedido en la Unión Europea”.

Transportin homologado para viajar en avión y volar con un gato-18

Con esta información en la mano yo, personalmente, contrastaría con la embajada del país en mi país (en este caso con la embajada de Noruega en España) y después con mi veterinario. Pero lo dicho, cada país tiene sus normas. Infórmate y aplícalas con tiempo.

3. ¿EN QUÉ TIPO DE TRANSPORTÍN PUEDE VOLAR UN GATO?

Una vez que ya tienes claro que la aerolínea que quieres utilizar permite viajar con gatos, y qué documentación necesitas para viajar con un gato al país al que quieres ir, toca elegir trasportín. Acuérdate que cada aerolínea puede establecer las medidas que le de la gana para el trasportín de tu gato, por eso es tan importante que consultes con ellos qué medidas específicas necesitas para poder volar con tu gato.

Mi recomendación es que lleves a tu gato contigo en cabina, cosa que generalmente se puede hacer si el peso de gato y trasportín no supera los 8 kilos o 18 libras. Si tu gato pasa de 8 kilos con trasportín tenemos un problema. ¿Por qué? Porque teóricamente, si tu gato supera esos pesos no puede viajar en cabina contigo, tendría que ir en la bodega. A mi personalmente no me apetecería nada tener que mandar a mi gato a la bodega, nunca lo he hecho y no lo haré salvo que estemos en una situación de vida o muerte. Para más información sobre la bodega, consulta con la aerolínea.

Transportin homologado para viajar en avión y volar con un gato-14

Pero lo dicho, cada aerolínea tiene unos requisitos de trasportín, lo que no significa que para cada vuelo tengas que comprar un trasportín diferente. Normalmente (pero insisto, siempre consúltalo con la aerolínea concreta que tu vayas a utilizar), para viajar en cabina las aerolíneas piden trasportines que no sean rígidos (porque lo vas a tener que colocar a tus pies, bajo el asiento que tengas delante), que sean impermeables (por lo que pueda escaparse, que a mi gato hasta la fecha no se le ha escapado nada), y en los que el gato vaya cómodo (que pueda tumbarse y ponerse de pies). Las medidas suelen rondar los 46 centímetros por 28 por 24 y el peso de gato y trasportín debe ser de 8 kilos. En este artículo titulado ¿Qué aerolíneas permiten viajar con gatos en la cabina de un avión? tienes una lista de aerolíneas con las medidas y pesos que permiten.

Existen miles de trasportines para gatos en general y para volar en avión en particular. Busca, comprueba las medidas, y elige el que más se adecue a tus necesidades y a las de tu gato. Yo lo único que puedo decirte a este respecto es que siempre que vuelo utilizo el trasportín U-pet blando que es una suerte de mochila con unas dimensiones de 40 centímetros (16,1 pulgadas) por 32 (12,6) por 25 (10,1). El gato tiene buena ventilación, visibilidad y va cómodo (todo lo cómodo que puede ir un gato en un avión), entra perfectamente a mis pies y bajo el asiento de delante, y hasta ahora no me han puesto ninguna pega para volar con él. Se parece mucho a este trasportín.

Transportin homologado para viajar en avión y volar con un gato-19

Me gusta también porque, al ser mochila, a mi me facilita mucho llevar esos 8 kilos extra (de gato y transportín). Tiene un montón de respiraderos y, gracias a la reja o a la burbuja, el gato puede ver qué está pasando alrededor (y, a veces, hasta le gusta). Además a todo el mundo le hace mucha gracia, le intriga, o le saca una sonrisa, sobre todo a la tripulación del vuelo, cosa que suele ayudar de cara a no tener sorpresas ni problemas extra. ¡Prepárate para ser la sensación del aeropuerto! Para saber más, entra en mi Instagram (@CristinaELozano) y te lo enseño en un video. Lo encuentras en mis stories destacados. ¿Qué te parece?

4. ¿CÓMO COMPRO UN BILLETE DE AVIÓN PARA UN GATO?

Las dos maneras más prácticas de comprar un billete de avión para volar con un gato son: por Internet y por teléfono. Yo lo hago por teléfono porque por Internet no siempre puedes añadir a tu mascota, y no siempre puedes añadirla en el momento en el que compras tu billete. Y, si necesitas volar con tu gato, ¿qué pasa si compras tu billete y cuando quieres comprar el del gato te dicen que no hay sitio para tu gato? Pues eso, un follón, así que mejor llama a la aerolínea por teléfono para que puedas comprobar desde el principio si puedes volar con tu gato. Al menos, eso es lo que haría yo.

Yo, a la hora de volar con mi gato, hago el siguiente ejercicio. Primero miro si la aerolínea con la que quiero viajar permite viajar con gatos en su página web oficial, después miro vuelos que me podrían interesar por horarios, precios, etc. Una vez que tengo localizado el vuelo que quiero, llamo a la aerolínea en cuestión y les digo que quiero volar tal día con un gato. Entonces la aerolínea te va a informar sobre los horarios y los precios de los vuelos. Si tu ya has hecho una búsqueda previa, tendría que darte unos horarios y precios como los que has visto. Una vez que tu confirmas qué vuelo quieres, la aerolínea te va a congelar el vuelo, te va a confirmar cuánto más tienes que pagar por llevar a tu gato, y va a pedir permiso para que tu gato pueda volar. A la hora de hacer esto, a mi me es muy practico estar delante del ordenador para poder ver los horarios de ls vuelos a la vez que la persona con la que estoy hablando por teléfono.

Comprar billetes de avión para volar con gatos

¿Por qué la aerolínea va a pedir permiso para que tu gato pueda volar? Principalmente porque hay un número máximo de animales que pueden volar en cabina en cada vuelo, así que si en ese vuelo ya hay animales, quizá no puedan meter uno más. Este proceso de pedida de permiso suele tardar unas 24 o 48 horas, despende de la aerolínea. Una vez superado este plazo, vuelves a llamar y te dicen si está aprobada tu mascota (que probablemente lo estará). Aprobada tu mascota -a mi hasta la fecha nunca me han desaprobado llevar al gato en ningún vuelo volando con KLM y Vueling-, procedes a la compra del vuelo vía telefónica.

Una vez el vuelo esté comprado, te enviarán un e-mail de confirmación en el que se especifique claramente que llevas un gato en el vuelo. Comprueba que está especificado. Como puedes ver en esta imagen de ejemplo, el animal está incluido en el vuelo y sus condiciones de viaje vienen especificadas: animal in cabin service requested (servicio de animal en cabina pedido) – 1 cat in a soft bag 46 x 28 x 24 cm 7 KGS (un gato en una bolsa blanda de 46 x 28 x 24 cm y 7 kilos).

Billete de avión para gato

¡! ¿Cómo que 7 kilos? ¿No has dicho que el gato y el trasportín podían pesar hasta 8 kilos? En general sí, de hecho la normativa de KLM eso dice, pero cada compañía tiene su propia normativa que en la teoría es muy estricta y en la práctica es bastante flexible. Si no abusas, no tendrás ningún problema. ¿Qué significa “si no abusas”? Que si la norma dice 7 kilos y tu gato con trasportín pesa 7,5 kilos, se ve que el gato va bien, y el trasportín cabe bajo el asiento delantero, lo normal es que no te pongan ninguna pega. De hecho, en este vuelo concreto me pidieron que el gato pesara 8 kilos con trasportín (a pesar de que en el billete ponga 7 kilos) y así viaje.

Lo mismo, cuando por teléfono me piden los pesos y las medidas del trasportín, siempre digo que las cumple (aunque se pase un par de centímetros o unos gramos), porque entiendo que es algo orientativo. Pero si me paso es un par de centímetros o unos gramos, no medio metro ni 4 kilos. No obstante, cuanto más te ajustes a las normativas, mucho mejor. Yo no arriesgaría ni escatimaría dinero ni haría tonterías a la hora de volar con mi gato, que luego vienen los disgustos y lloramos.

Transportin homologado para viajar en avión y volar con un gato-23

5. CÓMO PREPARAR A TU GATO PARA UN VUELO

Tu gato no necesita ningún tipo de preparación para volar. Basta con que un par de horas antes del vuelo le quites la comida y el agua, para que no se atiborre antes de subir al avión ni le entren ganas de hacer pis en su trasportín. Piensa que en el tiempo que dure el vuelo el gato no va a poder ir a sus piedras, así que es mejor que este “todo lo vacío por dentro” que se pueda. Yo lo que suelo hacer antes de volar es, la noche antes, darle alguna comida que le guste especialmente y muchos mimos para que el gato descanse bien. Que duerma tranquilo y confiado, que no vea el trasportín, que no sufra antes de tiempo.

Mucha gente me pregunta si le doy tranquilizantes al gato antes de volar, o me dice que va a volar con un gato, que su gato es muy nervios y que le quiere dar tranquilizantes para que no lo pase mal. A este respecto solo puedo dar mi opinión personal como “madre de gatos” y es la siguiente: no le des tranquilizantes a tu gato, especialmente si es la primera vez que tu gato va a volar. ¿Por qué no recomiendo dar tranquilizantes a un gato para volar? Pues porque no sabes si a tu gato le gusta o le disgusta volar ni cómo se lo va a tomar, y puede que te sorprenda. A mi me sorprendió. Mi gato odiaba viajar en coche, pero en el avión no me ha dado nunca ningún problema. En el coche podía tirarse llorando más de media hora (luego se cansa y deja de llorar, siempre), en el avión lo máximo que ha hecho es dar dos maullidos al despegar y dos al aterrizar. Fin. Mil veces mejor que en el coche. E igual que no sabes cómo le va a sentar volar a tu gato, tampoco sabes como le van a sentar los tranquilizantes si es la primera vez que se los das. ¿Y si le dan alergia? ¿Y si le sientan mal? ¿Y si te pasas y no se vuelve a despertar? Por todo esto yo no le he dado nunca tranquilizantes a mi gato, ni se los pienso dar.

Transportin homologado para viajar en avión y volar con un gato-26

La aerolínea KLM también desaconseja dar calmantes a los gato para volar pero lo explican mucho mejor que yo: “Desaconsejamos firmemente el uso de tranquilizantes para mascotas. Le llevará más tiempo acostumbrarse a su nuevo entorno y su temperatura corporal podría disminuir durante el vuelo. En cualquier caso, solo deberá administrar tranquilizantes a su mascota si así lo prescribe un veterinario”. Lo mismo American Airlines: “según la Asociación Médico-Veterinaria de Estados Unidos, en la mayoría de los casos no se debería administrar sedantes o tranquilizantes a su mascota antes de viajar, debido a problemas respiratorios y cardiovasculares ocasionados por la presión atmosférica. En el caso de que su mascota esté sedada al momento del check-in, usted deberá proporcionar a uno de nuestros agentes el nombre del medicamento, la cantidad administrada así como la fecha y hora en la cual le fue administrada”.

Ya, ¿pero y si mi gato lo pasa mal durante el vuelo? Bueno, pues por un día -porque va a ser algo esporádico- que “lo pase mal”, que no creo que lo pase peor que si tuviera que viajar en un coche o en un tren. El gato no se va a traumar ni se va a morir. Tu procura que pueda volar en cabina contigo, que te vea y te huela, que no se sienta abandonado, y todo irá bien. Ya lo verás. Y si realmente piensas que tu gato lo va a pasar insoportablemente mal no le hagas volar, cambia tus planes para no tener que coger ese vuelo con tu gato.

6. EL DÍA DEL VUELO, ¿A DÓNDE VOY EN EL AEROPUERTO PARA VOLAR CON MI GATO?

Transportin homologado para viajar en avión y volar con un gato-13

El día del vuelo, vete al aeropuerto con tiempo porque casi seguro tendrás que pasar por el mostrador de tu aerolínea antes de volar. ¿No puedes hacer check in on line? No, o no creo. Llevas un gato y es una equipaje de mano especial. Salvo que la aerolínea indique otra cosa, tendrás que ir al mostrador a que su personal verifique que todo está en orden con tu gato y que cumples con todos los requerimientos en cuanto a documentación y trasportín. Ahí puede que te revisen la documentación y que comprueben que el trasportín cumple todas las normas que tiene que cumplir.

No te pongas nervioso o nerviosa, normalmente esto es un trámite en el que no comprueban nada. De hecho, en todos los viajes que hecho con mi gato solo una vez me han pedido el pasaporte y me han preguntado “pero, ¿el gato va bien ahí dentro?”. Ni lo han pesado ni lo han medido ni nada. Le ponen una etiquetita (al trasportín), te expiden tu tarjeta de embarque y,  ¡ale, al control de seguridad! Tu vete con tiempo, lleva todo en regla y no tendrás nada que temer.

7. ¿TENGO QUE PASAR EL CONTROL DEL AEROPUERTO CON UN GATO?

Del control de seguridad del aeropuerto no se libra nadie, ni tu gato. De hecho, a mi personalmente el control de seguridad me parece el momento más crítico de todo el viaje en avión de tu gato. ¿Por qué? Porque para pasar el control de seguridad del aeropuerto, al menos en España y en el resto de países europeos por los que yo he pasado con el gato, te obligan a sacar al gato del trasportín porque el trasportín tiene que pasar por la máquina de rallos equis.

Una vez tengas el gato fuera del trasportín pueden pasar dos cosas. Que tú tengas que pasar el arco de seguridad con el gato en brazos o que un agente de seguridad coja tu gato y te obligue a pasar por el arco de seguridad mientras él lo sostiene. Normalmente sucede la primera opción, que tú tengas que pasar por el arco de seguridad con el gato en brazos (sin correas ni nada, llevas el gato en brazos y punto), pero espérate cualquier cosa. A mi este punto me da miedo porque veo bastante fácil que el gato se pueda escapar y ya verás que risa como se escape tu gato en el aeropuerto, ¡no lo pillas! En la práctica mi gato nunca ha hecho ni el más mínimo amago de escaparse. Está tan alucinado que ni se mueve, es más, ¡está deseando volver al trasportín! Deduzco que si hacen esto así es porque el porcentaje de mascotas que se escapan es ínfimo, así que respira hondo, cruza los dedos y haz lo que te indiquen los agentes.

Transportin homologado para viajar en avión y volar con un gato-21

8. ¿DÓNDE PONGO AL GATO DURANTE EL VUELO?

Para cuando te subes al avión, la tripulación ya sabe que hay una persona que viaja con un gato y sabe en qué asiento se sienta (porque te lo han asignado en la tarjeta de embarque). Casi seguro que un azafato vendrá a preguntarte cómo estás tú, cómo está el gato, y a darte las normas pertinentes (y a ver qué se cuece, todo hay que decirlo). Lo normal es que te pida que pongas al gato a tus pies, más o menos debajo del asiento delantero, y que no lo muevas de ahí en todo el vuelo. Lo haces y punto.

Yo lo que suelo hacer es dejarme el gato sobre las piernas hasta que me indiquen lo contrario (alguna ve ha colado y he podido llevar el gato sobre las piernas todo el viaje, las menos veces pero alguna sí). Si me indican que lo baje, lo bajo sin rechistar y tumbo la mochila U – pet de tal forma que el respaldo quede en el suelo y la parte de ‘burbuja’ para arriba y de forma que el gato me pueda ver. No creo que sea vital que el gato te vea (va a tus pies, sabe que estás ahí), pero a mi me da tranquilidad así que si puedo lo hago así.

Transportin homologado para viajar en avión y volar con un gato-22

9. ¿PUEDO SACAR AL GATO DEL TRASPORTÍN DURANTE EL VUELO?

No.

10. ¿PUEDO SACAR AL GATO DEL TRASPORTÍN DURANTE LAS ESCALAS?

No. Al menos oficialmente, salvo que el aeropuerto te obligue a contratar algún tipo de servicio para garantizar la comodidad de tu mascota durante las escalas. Estos “servicios para garantizar la comodidad de tu mascota” son más para perros, con gatos yo no me preocuparía por estas políticas. Además, piensa que los gatos, el tuyo también, son animales de costumbres y se sienten inseguros en entornos nuevos que no dominan. Tanto en el avión como en el aeropuerto, tu gato va a pensar que el trasportín es su lugar seguro, así que probablemente no quiera salir de él aunque pueda. Yo alguna vez he intentado sacar a mi gato del trasportín durante una escala (por ejemplo, en un baño bien cerrado o poniéndole una correa y dejarle hacer) y me ha dicho que ni salir ni beber agua ni nada de nada. Así que ya no lo hago y mejor, porque así es como tienes que hacer. El gato no debe ni salir, ni comer, ni beber durante las escalas de tus vuelos.

Transportin homologado para viajar en avión y volar con un gato-24

Ahora, una cosa importantes de cara a volar con tu gato es que no cojas vuelos muy largos aunque sean más baratos. Quiero decir, que si tienes que volar de Madrid a Estocolmo y hay un vuelo directo que tarda 3 horas, un vuelo con escala en Ámsterdam que tarda 7 (por la escala); y un vuelo con tres escalas en diferentes aeropuertos de Europa que tarda 20 horas, cojas el primer vuelo, si no el segundo y, si no te queda otra opción, el tercero.

Piensa que no vas a volar en avión con un gato todos los días, que es algo puntual. Además, una cosa es que el gato tenga que estar 8 hora en un trasportín sin comer ni beber ni estar tranquilo porque hay que volar y no le queda otra, y otra es que tenga que estar 20 horas o más ahí encerrado porque te quieres ahorrar dinero en el billete. Sé que a veces no se puede (por ejemplo, en vuelos intercontinentales), pero siempre que puedas, compra el viaje más corto. Tu gato te lo agradecerá, aunque no te lo diga.

¡! No viajes con tu gato si no es estrictamente necesario. Tu gato no quiere ir de vacaciones contigo, asúmelo. Quiere quedarse en casa tan ancho, a poder ser con alguien que lo alimente todos los días y le haga carantoñas. En SU casa, no que lo lleves a otra casa mientras tu estás de viaje. Haz volar a tu gato (y viajar a tu gato en general) cuando haya una causa justificada como, por ejemplo, una mudanza o un viaje largo y relativamente estable -una estancia en un país durante mínimo un mes-. Abandonar a tu mascota NUNCA es una opción, pero llevártelo cada fin de semana a un lugar diferente en avión tampoco, y llevártelo en la mochila por el Sudeste asiático mucho menos.

Transportin homologado para viajar en avión y volar con un gato-15

Si después de leer este artículo, aún te quedan dudas sobre cómo volar con tu gato, vete a mi Instagram y busca en los stories destacados los dedicados a volar con gato. Mi Instagram es @CristinaELozano. Ahí te cuento estas cosas y te enseño el trasportín con detalle por si te sirve. Si aún así, aún te quedan dudas sobre cómo volar con un gato, déjame un comentario en este artículo o en Instagram y procuraré responderlo lo antes posible.

Sígueme en Facebook e Instagram

Seguirme en Facebook e Instagram no solo es gratis (¡no te cuesta nada!), es tu manera de contribuir a que esta página pueda seguir generando contenidos INDEPENDIENTES y de calidad. Apoya a los autores que te gustan y te ayudan ahora que puedes, sino en el futuro solo leerás publicidad. Esto es, personas que escriben cosas orientadas a vender productos, no porque crean objetivamente que son buenas o beneficien en algo al lector o al mundo. Ya está pasando, ¡En tu mano está cambiarlo!

SI ESTO TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO, TE GUSTARÁN…

¿Qué aerolíneas permiten volar con gatos en la cabina de un avión?

Cosas que pasan cuando vuelas con un gato

Deja un comentario