Cómo no volver a pagar costes de gestión viajando con Alsa

Hacerse con una tarjeta Alsa Club BusPlus es la mejor y, hasta donde yo sé, la única forma de ahorrarse los costes de gestión que la compañía carga todos los billetes de autobús que vende por Internet. Sacársela no tiene coste alguno, es totalmente gratuita, y permite no tener que gastar el 1,03 de más que se añade a los trayectos nacionales inferiores a diez euros; los 2,60 de los nacionales superiores a 10; y el euro de los internacionales.

Conseguir una de estas tarjetas es tan sencillo como acercarse a cualquier ventanilla de Alsa en estación y pedirla o, aún más cómodo, entrar en https://www.alsa.es/bus-plus/unete-al-club/?formulario=altaTarjeta. En uno u otro sitio tendremos que proporcionar nuestros datos personales (nombre, DNI, dirección… Lo típico) y aceptar las condiciones de privacidad de la empresa. Et volià! Uno pasa a disponer ipso facto de su tarjeta Alsa Club BusPlus invisible.

Digo ‘invisible’ porque la tarjeta en cuestión no existe físicamente. Para disfrutar de sus ventajas basta con introducir tu DNI y la contraseña que te envíen al correo electrónico que proporciones durante el registro. Eso sí, muy importante, ¡acuérdate de pinchar la opción Acceso Bus Plus antes de buscar tus billetes en Internet! (Como indicamos en la foto). Si no lo haces en ese momento después no podrás y, por lo tanto, volverás a palmar dinero.

A parte del incordio de tener que dar tus datos a una compañía privada, no le veo pega alguna a esta tarjeta que ofrece más ventajas que el simple ahorro de las dichosas comisiones por billete adquirido. Entre ellas están el envío gratuito de un mensaje de texto con el localizador de tu trayecto para que puedas subir al autocar simplemente enseñando el DNI y el SMS recibido (¡adiós imprimir billetes! ¡Adiós perder billetes y tener que llorar al autobusero para que te deje subir! ¡Adiós talar árboles a lo tonto!).

A parte de esto, la tarjeta Alsa Club BusPlus permite acceder a las salas Supra de las estaciones (yo nunca ví una sala Supra en ninguna estación pero oye, lo mismo las hay); acumular puntos para conseguir viajes gratis (que nunca vienen mal, ¡lo mismo un día hasta tienes los suficientes puntos para uno!); y disfrutar de otras promociones (por ejemplo, si eres menor de 26 años o mayor de 60 suele haber muchos descuentos de entre el 10 y el 20%).

CAMBIOS GRAUITOS

Asimismo, gracias a este invento puedes cambiar tu billete gratuitamente hasta dos horas antes de su salida, y en caso de perdida del autobús tienes media hora para pedir plaza en el siguiente trayecto también sin costo adicional, siempre y cuando puedas personarte en la ventanilla de la compañía.

Yo que ya dispongo de ella no le veo más que ventajas a esta acreditación que siempre llevas encima sin llevarla. ¿Ves? Ni siquiera ocupa sitio en la cartera. No me pesa, no se me puede olvidar y me ahorra euros. Si además me dejara elegir las películas en el autobús creo que le pediría matrimonio.

Viaja en mi Mochila en directo a través de TwitterFacebook e Instagram

6 comentarios en “Cómo no volver a pagar costes de gestión viajando con Alsa

  1. La maravillosa tarjeta de Alsa! Yo la usé un montón entre el 2007-08 cuando viajaba cada mes Barcelona-Bilbao y me salvó de más de un apuro cuando jadeante llegaba a la estación justo a tiempo de ver el bus irse.

    Al final hasta me regalaron una maleta con los puntos ^^ Pero tampoco vi nunca una de esas sala Supra. Serán un mito?

Deja un comentario