¡Larga vida a la Aste Nagusia de Bilbao!

Bilbao me gusta y su Aste Nagusia o Semana Grande también. Me encanta ver la ciudad vestida de fiesta, con las txosnas abiertas hasta altas horas de la madrugada y las gentes brindando por las calles como si no hubiera un mañana. Adoro despertar y bajar a desayunar un pintxo, o superar la resaca kalimotxera viendo una y otra vez las reposiciones de TeleBilbao. No puedo ni quiero ser objetiva con la Semana Grande de Bilbao. Adoro esta ciudad y, dentro de lo posible, sus fiestas son uno de los imprescindibles de mi verano. Al menos un día.

Si eres capaz de conseguir un techo bajo el que cobijarte en estas fechas (nunca jamás recomendaría a nadie ir a dormir en un coche a Bilbao en fiestas, esto no es Pamplona en San Fermín) aprovecha, te espera un ambiente de primera. Y para que una vez allí no estés más perdido que un pulpo de Cádiz en una herriko, ahí van un par de notas que espero te ayuden a disfrutar como un enano de estos entrañables festejos. Con esto y un sandwich de txaka tienes más que suficiente para empezar. El resto descúbrelo tú mismo.

1. El txupinazo se tira desde el balcón del Teatro Arriaga, a la entrada del Casco Viejo. Si puedes acude, es uno de los momentos más emocionantes de las fiestas. Todo el mundo está contento, grita Aupa Athletic y canta la canción de Marijaia (sí, ya sé que es en euskera, pero es muy divertida, ¡llévate aprendido el estribillo de casa!), la monigota más enorme y famosa de Bilbao que, una vez terminadas las jaiak (fiestas), irá directa a la hoguera (¡pobre!).

Eso sí, ni se te ocurra meterte dentro de la plaza a menos que quieras acabar empapado en alcohol y de harina hasta las cejas. A una distancia prudencial se ve mucho mejor y, sobre todo, más limpio. Si una vez lanzado el cohete quieres acompañar a Marijaia a abrir las txosnas (casetas / bares en la calle) no te cortes. Procura mantenerte alejado de sus guardaespaldas, ¡son más duros que los del rey!

Marijaia en ASte Nagusia Bilbao 20132. Para mi gusto las mejores txosnas están en El Arenal. Mi favorita es Sin Kuartel, unas suerte de casita situada a medio camino entre el Teatro Arriaga y el Puente del Ayuntamiento que distinguirás porque tiene un balconcillo en el que la gente de la peña se pasa la noche bailando disfrazada de lo que se tercie mientras proyectan un video con imágenes de la Guerra de las Galaxias en el que “galaxia es igual a Bilbao”. Además sirve Jagermeister, que siempre es un punto a favor. No obstante, por esta zona hay unas cuantas que están muy bien y por la ciudad muchas más de todo tipo y color (feministas, gays, antimilitaristas, del Athletic, anarquistas, etc.).

3. Si no te gustan las aglomeraciones evita viernes y sábado. Mejor vete entre semana. El fin de semana, especialmente el segundo fin de semana de agosto, en Aste Nagusia suele haber tanta gente que no se puede ni respirar. En mi opinión, el martes y el miércoles son los mejores días para salir porque el agobio es mucho menor, ¡y la música sigue igual!

Fuegos Artificiales Aste Nagusia 20134. Todas las noches de la semana hay fuegos artificiales que detienen el jolgorio por un momento y ponen a todo el mundo a mirar el cielo. Cada día los realiza una compañía diferente y todas compiten por hacer los mejores y más grandes. Tendrás buena vista desde el Puente del Ayuntamiento (se corta el tráfico y la gente se sienta en la carretera a mirar) y desde el Parque Etxebarria (aquí se ven salir. Se oyen tan fuerte que parece que los estás lanzando tú). Si consigues subir a lo más alto de la noria la panorámica es perfecta, pero sólo por tener que hacer la cola yo optaría por cualquiera de las opciones anteriores.

5. No vayas vestido de punta en blanco y, por supuesto, nada de llevar sandalias y/o chancletas. Rara es la noche que algún torpe no te acaba tirando un katxi (mini) de lo que sea encima así que mejor llevar ropa más bien vieja y playeras. Del tema baños mejor ni hablar porque, a día de hoy, sigue siendo la grandísima asignatura pendiente de Bilbao en fiestas. En el bolso o bolsillos lo imprescindible. Los manguis, como en todo este tipo de festivos, están ojo avizor a ver a quien le pueden robar.

6. Ni se te ocurra comprar tabaco a los vendedores ambulantes. Cómprales el pañuelo de fiestas de Bilbao (a no más de un euro la unidad), gafas horripilantes para hacer el payaso, gorros de colores para protegerte del sol imaginario pero nunca jamás compres tabaco a no ser que quieras utilizar tu garganta para lijar una bici al día siguiente.

7. Si eres más pobre que las ratas y no tienes dinero para pagar la bebida en las txosnas (a razón de al menos 4 pavos el katxi de cerveza o kalimotxo, a 10 o 12 el cubalitro), ¡compra los litros en el súper y sácalos a pasear! Nadie te multará por beber en la calle y sabrás qué te estás bebiendo. ¡Viva! ¡Viva!

El futuro de la Aste Nagusia de BilbaoViaja en mi Mochila en directo a través de TwitterFacebook e Instagram

(*) Este artículo está dedicado a don Ibai Zurimendi, por esto y por todo 😉

2 comentarios en “¡Larga vida a la Aste Nagusia de Bilbao!

  1. Hola Cristina!!!
    Menuda maravilla tiene que ser estar en la fiesta grande de Bilbao. Estuve de viaje por Euskadi el año pasado y quedé maravillado con su gente, gastronomía, naturaleza… pero me quedé con las ganas de conocer sus fiestas, en especial las de Bilbo, como me comentó Aitor, el responsable de haberme hecho sentir como en casa en esta fantástica tierra.

    Gracias por tu regalo.

    Un abrazo.

    1. Me alegra mucho de que te haya gustado el post Antonio. La verdad es que le tengo mucho cariño a estas fiestas, el ambiente es inmejorable. Como ves siempre que puedo voy aunque este año sólo he pasado por allí un día, el sábado. A ver si el próximo consigo enlazar un par de días más porque merecen mucho la pena. La próxima vez ya sabes, vente a Vizcaya a mediados de agosto. Te esperamos 😉

Deja un comentario