Cinco bares baratos que molan para ir de cañas y tapas por León

León, paraíso para el amante del buen comer. En esta ciudad que presume de catedral no te será difícil encontrar un buen sitio para picar, especialmente si te encuentras en su famoso Barrio Húmedo, en pleno casco antiguo. Disfruta del ambiente de la Plaza de San Martín y sus alrededores, y prueba suerte en sus bares, tascas y restaurantes donde los encantos culinarios de la región frecuentemente se presentan en forma de tapa.

Si quieres ir a tiro hecho toma nota de estos cinco garitos. Unos buenos, otros peculiares, y alguno hasta con cañero de importación, pero todos de precios asequibles (el corto de cerveza ronda siempre el euro, céntimo arriba, céntimo abajo), que ya sabemos que no están los tiempos para despilfarrar.

EL REBOTE. Muchos dicen que aquí sirven las mejores croquetas de León y creo que no van desencaminados. Con cada consumición sus camareros te obsequiarán con una hermosa croqueta cuyo sabor elegirás. Las tienen de morcilla, queso, atún, pizza, bacon, jalisco… Cuidado con estas últimas porque pican como el demonio, ¡pero están tan buenas como las demás! Si quieres una extra la puedes encargar al precio de 0,90 céntimos la unidad así que sí, mejor pide otra ronda y que venga bien acompañada. ¿DÓNDE ESTÁ? Lo encontrarás en la misma Plaza de San Martín.

LA BICHA. O la amas o la odias. Con esta pequeña tasca no hay termino medio. Lo entenderás perfectamente en cuanto conozcas a Paco, su dueño/cocinero/camarero, un hombre que prepara una buenísima comida mientras despotrica de lo que se tercie a voz en grito. De hecho puede que ni siquiera te deje entrar pues en su puerta suele colgar el cartel de aforo completo (y en su interior notas del tipo si no tienes nada mejor que hacer, por favor no vengas hacerlo aquí).

Un hombre peculiar, cierto, con muy mala leche, también, pero que pone una morcilla (de tapa) y unos pinchos morunos (por encargo) buenísimos y que, siendo francos, a nosotras no nos trató mal (incluso, nos despidió con  un suerte guapinas cuando salimos por la puerta). En mi opinión merece la pena tomarse una aquí, por mucho que la higiene del pequeño chiringuito deje un tanto que desear. ¿DÓNDE ESTÁ? Pues ya en ningún sitio, lo cerraron hace nada. Andaba en la siempre animada Plaza de San Martín.

BAR COFRADE BALBI. Peculiar no, lo siguiente, especialmente si uno no está familiarizado con las tradiciones de la Semana Santa castellana. En este bar todo reviste carácter religioso, empezando por las paredes empapeladas con imágenes de santos, vírgenes y cofrades varios. Quizá a algunos hasta les asuste un poco.

Mal harían en no entrar porque, primero, tiene los mejores precios que hemos encontrado en León y, segundo, no es que con cada consumición te pongan tapa, es que, con un poco de suerte, te irán sacando comida según la vayas acabando (aunque no vuelvas a pedir). Lo mismo jamón serrano, que patatas fritas de bolsa, que gominolas. Y, por si esto fuera poco, ¡venden katxis! Aunque ellos los escriben con ch, pero no pasa nada, lo importante es la intención. ¿DÓNDE ESTÁ? En la calle Juan II, muy cerca de la coqueta Plaza del Grano.

EL TENDEJÓN. Si a ti lo que te apetece es escanciar una sidriña sin que te aturullen prueba con este. Por tres euros apaña una botella de Contrueces o similar y diviértete intentando acertar en el vaso (recuerda que el culín nunca se bebe y hay que tirarlo al suelo, ¡no peques de guiri!). Por supuesto aquí también hay tapa.

Los pimientos rellenos son caseros y, aunque quizá no tienen la mejor presentación, están muy buenos. La tortilla española no es difícil que la pilles recién hecha, calentita, calentita. También sirven raciones (desde 4,50 euros) y bocadillos (desde 5,50). ¿DÓNDE ESTÁ? Justo en la calle de Cascalería, a cinco minutos del barullo de la Plaza de San Martín. Ideal para el que busque un poco de tranquilidad.

LA MURALLA. ¿Quieres que tu tapa venga con cerveza de importación? Pues vente aquí porque tiene cañero de Grimbergen (corto a 1,20, caña a 1,70). Las tapas no es que sean la pera limonera pero no están mal y hay mucho donde elegir. A mi me gustó la tosta con tomate, queso y orégano.

Como en otros muchos bares sirven raciones que, con suerte, podrás sentarte a comer en una mesa mientras ves el partido de turno en  una de sus dos enromes pantallas de plasma, cada una en una punta del local. ¿DÓNDE ESTÁ? Al principio de la calle San Francisco (a mano izquierda del bolardo que impide que los coches pasen), a unos 10 minutos de la ruidosa Plaza de San Martín.

(*) NOTA A MIS ALEGRES LECTORES: Como siempre que escribo de bares ni son todos los que están ni están todos los que son. Esto es un listado de aproximación, algunas ideas para que no aterrices en León y te sientas perdido pero así como de bares de Madrid sé un rato, de los de León soy una absoluta paracaidista. Sólo en el Barrio Húmedo hay más de 100 garitos, y otros tantos debe haber en el Barrio Romántico. Mi mejor consejo es que pasees por las calles y tomes tantos cortos como te venga en gana. Seguro que descubres un montón de tabernas donde tapear a un precio módico. Si te topas con alguna que realmente merezca la pena se agradece un comentario, así cuando yo vuelva también podré ir a tomarme una allí.

Mi más sincero agradecimiento a @Matategui y @evamadruga por sus recomendaciones culinarias.

*   *   *   *   *   *   *

Viaja en mi Mochila en directo a través de  Twitter,  Facebook e Instagram. ¡Y ahora también de YOUTUBE! Si lo prefieres, suscríbete al boletín mensual y recibirás la información más relevante por e-mail. Todas y cada una de las opciones son válidas, gratuitas y contribuyen a que esta web pueda seguir generando contenidos. Apúntate, ¿a qué esperas?

Vuelos baratos a todos sitios

CÓMO ENCONTRAR SEGUROS DE VIAJE BARATOS (por si te da un cólico de tanto comer, ¡qué espero que no (pero nunca se sabe)!)

18 comentarios en “Cinco bares baratos que molan para ir de cañas y tapas por León

  1. Es un autеntico placer leer cosas tan interesantеs.
    Αhora mismo lo vοy a ԁiνulgаr en mi
    twitteг, ѕаluԁоs!
    !

  2. El tendejon. Hoy he estado en ese bar y no se lo recomiendo a nadie la mujer de la barra ha estado todo el rato hablando por telefono no se enteraba de na al final nos ha sacado una tapa pensando q era la q nos pertenecia x pedir una botella de sidra y unas cervezas y nos la cobro. Vamos q nos cobro lo q le dio la gana y no nos fuimos contentos esta es una de las razones por las q nunca mas volvere por leon

  3. Muy buena información. Matizar que el término sidriña incluye el diminutivo propio del gallego, entiendo que la intención era utilizar el asturiano por ser una bebida muy propia de esta región, en cuyo caso debería de ser sidrina.

  4. El BICHO menudo desastre de sitio. Absolutamente desastroso. Solo un hombre para servir, sin taburetes, ni mesas ni pinchos! Solo uno y picaba mucho! No lo recomiendo para nada

  5. Lo siento por David y por Lorena, decidir no volver a una ciudad tan genial como León solo porque los han tratado mal en un bar. Solo por eso no saldrían de casa nunca más. Yo soy de León y aquí hay de todo, como en botica. Pero vamos, que merendar o cenar con tres cañas, en pocos sitios de España lo haces.
    Por cierto, no me ha gustado nada lo de la Semana Santa castellana, ¿ por qué castellana?, será leonesa, digo yo

  6. Te felicito por tu post, me encanta León y su “Barrio Húmedo”, la Plaza de San Martín y sus alrededores.
    Sólo quería puntualizar algo sobre la sidra, esa bebida que muchos desconocen y que tiene todo un ritual para beberla.
    No se dice “sidriña”, eso es para los gallegos, sino sidrina, en el caso de utilizar un diminutivo, aunque los asturianos la llamamos sidra y punto.
    Si se bebe y no se tira, me explico.
    Una vez que escancias la sidra en el vaso, el llamado “culín” de unos 3 ó 4 centímetros, se bebe, pero se deja en el vaso un poco, apenas unas gotas y se tira por donde se ha bebido, con la intención de “limpiar” el vaso. Normalmente el vaso se comparte con mas gente.
    Y otra recomendación, la sidra se bebe nada mas escanciarla, no se debe esperar.
    Se escancia para que al golpear el liquido en el vaso coja fuerza “espame” que se llama,
    por eso se sirve con altura y no como si echáramos vino en una copa. Con esa fuerza que coge y deja la sidra de color turbio es como debe beberse. Si esperamos a beberla tan sólo unos minutos, la fuerza se va y el sabor no tiene nada que ver.
    Es como beber Coca Cola sin gas, me entendéis verdad?
    Normalmente si se queda muerta en el vaso, se tira directamente.
    Un saludo a todos desde Nava, Asturias, capital de la sidra.

  7. lo primero, enhorabuena por tu post. lo segundo, hemos venido al tendejon gracias a ti y de hecho os escribo desde ahi. simplemente B,B,B bueno bonito y barato ( vinito y cazuelita d sopas d ajo …………. 1 euroooooo!!! y estaban de toma pan y moja!!). 100% recomendable

  8. Hola!Aquí andamos por Leon despues de recirrer bastante el Barrio Húmedo 🙂 Da gusto leerte y ver tus fotos, haces que el post sea muy ameno. Algunos de los que citas ya los conocemos… otros los apuntamos :D. Te aviso que ayer mismo La Bicha estaba abierta!! Morcilla buena + señor curioso jajajaja En breve yo tb tengo en mente subir un post sobre este barrio :), ojala me quede la mitad de bonito que el tuyo, buen trabajo! 🙂

      1. En la Plaza ¿Martín? Vamos… la más mítica de León. A grosso modo enfrente del Rebote, el de las croquetas.Al lado de uno nuevo que se llama Los Cazurros :). Hoy fuimos y estaba Paco detrás de la barra, todo un personaje pero muy simpático a nuestro parecer :). El bar aunque es típico parece reformado de hace poco, la pancha limpia y la pintura de las paredes como muy reciente :).Un corto 1,25 un bierzo o un picudo 1,5. Aunque pidiesemos uno solo caía doble tapa, morcilla o chorizo a elegir :). Si algún día caes por mi tierra, Santiago, ya sabes a quien acudir ;). Un abrazo!

          1. Comentarte que la Bicha oficialmente no cerró nunca. Su cierre se debió al mal estado del edificio, por lo que se vió obligado a cerrar mientras lo arreglaban. Comentarte que Paco es el ser más imbécil que te puedes echar a la cara. Cuando estás cara al público no puedes tratar a un cliente de esa manera sin conocerlo, otra cosa son las amistades. Yo dejé de ir porque me parecía vergonzoso el trato hacía algunas personas la cuales educadamente le solicitaban información de lo que podían tomar o movían un plato vacío de una mesa a la barra (por ejemplo). Te puedo asegurar que a mi me habla así y se come el plato. Al que le guste o le haga gracia ver eso lo considero igual de mala persona que a dicho impresentable. Respecto a la morcilla, reconocer que está buena, pero la hacen igual en muchos más sitios y bastante más económica.

    1. La morcilla de la bicha está sensacional, pero el dueño es un borde de cuidado, yo por eso la compro por internet que es de calidad y está a buen precio. Pero ¿conoceis otros lugares?

Responder a Xuan Cancelar respuesta