Si no te hace feliz, déjalo ir

Si cogiera un lienzo y pintara mis viajes, el resultado tendría muchos colores. Habría luces, algunas sombras, pero sobre todo habría amor. Porque si algo he encontrado en todas partes, si algo he aprendido por ahí, es que el amor puede sorprenderte en cualquier sitio y bajo muchas formas, que poco tiene que ver con los estereotipos que a la fuerza […]

Infinito más uno

La Arnía, cerca de Santander (Cantabria)

Curioso es que las horas más oscuras definan las sombras con mayor claridad.   Que la Luna ilumine trayectos que nadie, nunca, recomendaría tomar.   Que la casualidad cruce caminos por los que jamás uno hubiera imaginado pasar.   Que el miedo se disipe, de repente, sin motivo aparente, y sin tener la culpa las copas de más.   Que […]

Hijas de la crisis

Mercado vikingo de Gudvangen (Noruega)

«Estaba dormida y no me daba cuenta, esto me ha despertado». Nunca olvidaré su lectura cuando aquella mediocre agencia de noticias la despidió tras años de trabajo en condiciones esclavistas. Marchó a Nueva York. Lleva allí varios años, y cuando de ciento en viento vuelvo a saber de ella siempre tengo la misma sensación: es feliz. «Necesitaba tiempo para mi, para pensar, para conocerme». […]

Sobre viajes y saltos mortales

Próximo destino: Noruega

Algunos viajes son como saltos mortales. Sabes que van a ser los mejores, que pocas cosas vivirás con tanta intensidad, y que cuando vuelvas a tierra te sentirás orgulloso de haberlos realizado. Manejas al dedillo la teoría, has practicado con anterioridad, y ejecutada la acción tienes casi seguro que el graderío aplaudirá. Después se apagarán las luces y, para casi […]

Que el fin del mundo me pille en Noruega

Me voy a Noruega

Lo he vuelto a hacer. Esta vez ha sido más rápido y relativamente menos meditado que la anterior.  Lo había pensado este invierno, mandé un currículum. Lo hice por el dinero, por la experiencia, por la libertad. Porque vivir una temporada en un país es para mi la única manera de poder contarlo con propiedad. Porque un amigo me habló maravillas de aquellos lares. Porque, […]