«Don’t stop believing» en The Temple Bar de Dublín

La primera noche que pasé en Dublín conocí a unos chicos españoles mientras tomaba algo en una taberna. «Es la cuarta vez que vengo«, dijo uno de ellos, «me encanta Dublín«. Me sorprendió mucho. Llevaba un par de horas en la ciudad y, bueno, tampoco parecía prometer demasiado. Encima era muy cara. ¡Una cajetilla de tabaco 8.60 euros! ¡Pero bueno! Eso sí, la gente […]