Alemán para pardillos

Acabas de aterrizar en un aeropuerto alemán. La gente habla un idioma que a ti te suena muy fuerte en el que cada palabra tiene de media aproximadamente mil millones de consonantes. Te acuerdas de películas en blanco y negro con andenes de pasajeros atestados. No comprendes nada pero estás casi seguro de que, a poco inglés que hables, serás capaz de hacerte entender y de llegar a donde haga falta. No vas desencaminado.

No obstante, ¡estas en Alemania! ¿Por qué no intentar aprender unas palabras de la bonita lengua de Goethe? Para eso hemos pensado este muy particular diccionario de iniciación, con casi veinte palabras y expresiones listas para decir que esperamos te sean de utilidad en el país de la todopoderosa señora Merkel.

JALO. Ideal para saludar al de la tienda, el del hostel y el del bar. Si sólo vas a quedarte con una palabra ésta es de las buenas. Significa hola y se escribe hallo. La h se pronuncia como la de home.

CHUS. Si jalo es hola, ¿chus es? ¡Exacto! Adios. Te servirá para despedirte del señor de la tienda, del del hostel y del del bar al que hace un rato dijiste jalo. Si en vez de adiós quieres decir nos vemos espeta un bis bald, palabras que me hicieron mucha gracia aunque su pronunciación nunca me acabó de queda clara (¿bisbal?).

JA. Si alguien te suelta un ja no se está riendo de ti a la cara ni quiere decir “si hombre, y tú que te lo crees”. Significa . ¿Lo contrario? NEIN que quiere decir no. Bien fácil.

DANKE. Palabra útil donde las haya y que podrás poner en práctica mil y una veces durante tu viaje. Danke significa gracias y DANKE SHON muchas gracias.

ICH BIN. Perfecto para presentarse. Dices ich bin Paco, yo soy Paco, y quedas la mar de simpático allá donde vayas. Y si no que se lo digan a Kennedy que, a día de hoy, sigue siendo recordado por aquel famoso discurso en el que se le ocurrió pronunciar su célebre ich bin ein Berliner (yo soy un berlinés).

IJ JABE JUNGA. Llevas toda la mañana pateando, haciendo fotos, cinco horas sin probar bocado y te mueres por comer. Tengo hambre es lo que estarás pensando y lo que dirás si pronuncias estas tres palabras. ¿Que la carta te parece escrita en chino y no te atreves a pedir porque no sabes si eso te gustará? Vete a lo seguro y ordena una de KARTOFEN, patatas. ¿Que de postre quieres un helado? Entonces dirás EIN EIS BITTE.

AIN BIA BITE. Alemania presume de tener una carta con más de 5.000 cervezas diferentes. Si no te decides entre las infinitas variedades de Pilsen, Weizenbier, Altbier, Kölsch, Helles, Dunkel, Schwarzbier, Bockbier o Kellerbier pídele al camarero ain bia bite, una cerveza por favor, y a ver con qué te sorprende.

DARF MAN RAUJEN? Si eres fumador quizá, en algún momento, te hagas esta pregunta. Significa ¿se puede fumar aquí? En Alemania, como en muchas otras partes de Europa, cada vez son más reducidas las áreas para fumadores. Lo más probable es que la respuesta sea nein. Ya lo siento.

VERBOTEN. Ya sea escrito o dicho en alto verboten quiere decir prohibido. Si algo está verboten cuídate muy mucho de no hacerlo a menos que quieras meterte en un  lío.

BIT TE FOLGEN. Significa sígueme o algo así. Véase: vas por la autopista detrás de un coche de Policía y, de repente, éste enciende un cartel que pone bit te folgen. Significa que le sigas. Obedece y no te asustes, no tienes porqué haber hecho nada malo.

SNEL. Quiere decir rápido y RAUS fuera. Si oyes a alguien gritar snel raus o raus snel (desconozco cómo se combinan los dos términos, por suerte no tuve que escucharlos nunca juntos) sal como un tiro de donde estés.

ICH LIBI DICH. La probabilidad de que encuentres al amor de tu vida tan lejos de casa es mínima pero nunca se sabe y, por si acaso, es mejor estar preparado. Ich libi dich signigica te quiero. Si alguien te lo dice y tú compartes el sentimiento responde ICH DICH AUCH, esto es, yo a ti también. ¡Qué  bonito!

Imagen: Comisión Europea

Viaja en mi Mochila en directo a través de TwitterFacebook e Instagram

Un comentario en “Alemán para pardillos

  1. Muy divertido y didáctico!!! Me lo apunto por que Berlin y munich estan en la lista ^_^ y siempre nos gusta, como mínimo, saber decir las 4 cosas básicas.
    Tenías que ver a mi novio intentando aprender otros idiomas…con sus normas mnemotécnicas xD con el japonés (que le enseñaba yo) me partía!
    Le voy a pasar tu blog para que vaya practicando jaja

    un saludo y sigue así! 😉