¿A qué se ha dedicado CristinaELozano 52 semanas en Instagram?

A lo tonto y a lo bobo acabo de cumplir un añito como usuaria de Instagram, probablemente la APP de fotografía más popular del mundo móvil. Desde aquel primer café tamaño hada hasta rapaz en mi cara han pasado 52 semanas. Y me preguntaba yo, ¿qué me he dedicado a enseñar a mis sufridos seguidores estos últimos 365 días?

La respuesta es un poco de todo. En mis 321 imágenes hay desde pequeños rincones casi secretos como el Faro del Caballo de Santoña, hasta intrascendentes escenas cotidianas rollo Monzon training. Estaciones de tren, conciertos, atardeceres, libros, monumentos, manifestaciones, fiestas populares, graffitis, comics, bicis, pintxos riquísimos, gatines y, de vez en cuando, algún que otro retrato personal.

¿Mi conclusión? Que en Instragram reflejo mi personalidad más que en ninguna otra red social: extremadamente ecléctica (aunque con una marcada inclinación por el mundo de la cultura, la naturaleza y la reivindicación), capaz de encontrar algo interesante en cualquier lado y, por qué no decirlo, un poco impaciente. Creo que podría decirse que con esta aplicación voy componiendo un diario en imágenes de viajes y experiencias en el que poco a poco voy dejando reflejadas todas mis aventuras o, más concretamente, esos pequeños detalles con los que me voy topando en cada una de ellas.

Pero, ¿qué es lo que más ha gustado a mis más de 250 seguidores a los que, ya puestos, agradezco mucho que estén al otro lado? La playa de Laredo. No me sorprende, primero porque es preciosa, segundo porque la he retratado tantas veces que supongo que, a fuerza de verla, ellos como yo hayan acabado por cogerle cariño.

¿Y lo segundo que más likes ha cosechado? Curiosamente Polonia, algo que entiendo perfectamente porque las postales que me traje de este país son una preciosidad. Aunque también pudiera ser que, para este entonces, mi utilización de las etiquetas –los hastags que se añaden a las fotografías para que otros puedan encontrarlas– ya fuera un poco más eficaz.

Me encanta esta aplicación y ha conseguido no aburrirme. Es gratuita, rápida y sencilla, ideal para permitir a una persona tan culo inquieto como yo comunicar en directo el último follón en el que se ha metido. Eso si, cada vez utilizo menos los filtros y opto por enseñar las cosas tal y como las veo, a lo sumo dándoles un poco de contraste, así como por el empleo de grids o cuadrículas –puedes sacarlas de otras APP también de descarga sin coste– cuando tengo un conjunto de algo que mostrar.

Que sí, que vamos, que estoy encantada con esto del Instragram y que, seguramente, dentro de otras 52 semanas estaré escribiendo algo así como “otras 52 semanas en Instragram, ¡cómo pasa el tiempo!”. Para celebrar este primer cumpleaños os dejo una de mis imágenes publicadas favoritas que, aunque no es ni de lejos la que más me gusta ha conseguido, a mi me encantó en su día y me sigue encantando ahora. ¿Su título? Lennon, apple of my eye.

Un comentario en “¿A qué se ha dedicado CristinaELozano 52 semanas en Instagram?

  1. La verdad que es una aplicación muy divertida y una forma muy sencilla de reflejar como está yendo un viaje o simplemente mostrar una idea o un momento concreto, como se dice más vale una imagen que mil palabras.

    Encima aprovecho para seguirte, que pensaba que ya lo hacía, pero al entrar he visto que no, solucionado 🙂