10 timos y estafas a turistas en la India (cómo evitarlos y afrontarlos)

Los timos y estafas a turistas en la India están a la orden del día. No es de extrañar, y de hecho resulta bastante comprensible, teniendo en cuenta que la India lidera buena parte de las estadísticas sobre pobreza extrema mundial. Aquí un dato: el índice de desarrollo humano de la India es 130, frente al 26 de España y el 1 de Noruega, según el Informe sobre Desarrollo Humano de Naciones Unidas de 2015. Terrible, se mire por donde se mire, pero las cuatro, cuarenta o cuatro mil rupias que un indio o una india pueda sacar a un turista no solucionan el problema. Peor aún.

Graffitis Benarés, Varanasi (India)

Este pago extra, limosna o propina en muchos casos contribuye a perpetuar y/o agravar la situación de las personas que la piden, especialmente cuando esas personas son menores de edad. Para que en la medida de lo posible no alimentes este sistema y cuando viajes a la India te la preparen lo menos posible, en este artículo titulado 10 timos y estafas a turistas en la India explico los principales timos y estafas que vas a encontrarte cuando visites el país, cómo evitarlos y cómo afrontarlos una vez envuelto en ellos (porque te envolverán, no lo dudes). No te dejes engañar, ¡que no te timen (mucho) en la India!

DOS ‘REGLAS’ PARA EVITAR TIMOS

Antes de abordar con detalle cada uno de los timos a turistas en la India, has de saber que existen dos ‘reglas’ para que no te engañen que sirven casi en cualquier situación (y país). La primera es desconfiar de entrada y por sistema de cualquier persona que venga a ti porque sí, muy especialmente si estás en un lugar turístico (un monumento, un mercado, etc.). Cuanto mejor vista y mejor hable tu idioma esa persona, más precaución has de tener pues, su objetivo, es casi seguro ganarse tu confianza para metértela doblada. Si esta persona habla castellano muy bien, directamente tiembla.

Piénsalo así: ¿De quién te fiarías antes: de un tipo que va zarrapastroso y no sabe decir ni hola, o de uno aseadito que viste pantalón vaquero, camisa blanca y dice tener amigos en Barcelona? Esto es, ¿de un tipo con el que no te identificas nada o de un tipo que se parece a ti? Mucho cuidado con la gente que desde el primer momento parece exageradamente maja. Algunos indios pueden ser pobres, pero tontos nunca.

¡Ojo! Con esto no quiero decir que no te relaciones con gente en la India. India es un país enorme con mucho listo, pero con mucha gente maravillosa también, mucha gente generosa, increíble; gente que tiene ganas de conocerte, de enseñarte su cultura, de conversar contigo, de compartir desinteresadamente, de conocerte, de ayudarte, de demostrarte que la gentuza allí es la excepción y no la norma. Pero esa gente, como en cualquier otro país, no es la que vienen corriendo a decirte hola según bajas del avión, ni la que pierde el culo para llevarte a la tienda de su primo en cuanto pones un pie en el bazar. Después de una semana en la India deberías ser capaz de distinguir bastante bien entre la buena gente (la mayoría) y la gentuza (la minoría pero, desgraciadamente, una minoría muy visible y activa). Ten esto muy presente siempre pero, sobre todo, al comienzo de tu viaje.

Buda. Templo Budista de Nueva Delhi (India)

La segunda regla para que no te timen en la India es que utilices la ignoración como actitud de respuesta y defensa, la no violencia de Gandhi aplicada al turismo, el no hay mejor desprecio que no hacer aprecio de la abuela. Evita en la medida de lo posible cualquier contacto visual o cruce de palabras con quien te aborde insistentemente para ofrecerte un servicio. Sencillamente no le hagas caso, no levantes la voz, no te pongas violento, no le mandes a freír espárragos por mucho que te insista.

Esto puede resultar muy difícil al principio, pero gritar a una persona en su idioma o en el tuyo no servirá para nada. En el mejor de los casos tras gritar un rato el tipo se irá, pero casi ipso facto será sustituido por otro; en el peor, si te pasas de violento podrías meterte en un lío. En cualquier situación, gritar y jurar solo servirá para ponerte de mal humor y añadir un extra de estrés a la ya de por sí estresante India. Un extra de estrés y mal rollo para ti y para las personas que viajen contigo. Trabaja la ignoración con jóvenes y mayores, es tu mejor opción y, en mi experiencia, la que mejor funciona.

Templos kamasutra Khajuraho (India)

De nuevo, ¡ojo! Ignoración no significa que te quedes callado ante una injusticia que te atañe (que te cobren de más aquí, que te carguen por servicios que no has utilizado allá, etc.). Si tienes que defender una posición, defiéndela con firmeza, no con gritos. Los indios te insisten hasta el hartazgo pero no te gritan, los indios dicen una cosa y hacen lo que les da la gana. Haz tú mismo. Funciona. Esa es la fórmula: ignoración y ser mas pesado que una vaca en brazos pero sin levantar la voz. ¡Prúebalo!

TIMOS Y ESTAFAS A TURISTAS FRECUENTES EN INDIA

Dicho esto (desconfía de entrada, ignora a quien te moleste, insiste cuando quieras algo y haz lo que te de la gana sin levantar la voz), paso a detallar los timos a turistas más frecuentes en la India. Espero que esta información te sirva para identificar cada una de las estafas mientras estés viajando por la India (siempre es más fácil identificar una situación cuando ya te ha pasado o has oído hablar de ella, de ahí que me parezca importante ponerte sobre aviso). Suerte y, sobre todo, ¡paciencia! A pesar de todo, la India puede ser y es un lugar maravilloso 😉

1. TAXIS DEL AEROPUERTO AL HOTEL 4 VECES MÁS CAROS

Como acabo de defender, en India de entrada no te puedes fiar de nadie. Ni siquiera del personal del hotel en el que te hospedas la primera noche, personal que no conoces. No te extrañe que, por ejemplo, tu hotel o hostel de Nueva Delhi te ofrezca un servicio de recogida en el  aeropuerto internacional Indira Gandhi por 2000 rupias. 2000 rupias son menos de 30 euros, algo aceptable por ir en taxi del aeropuerto de Madrid al centro a las tantas de la mañana. Si viajas en grupo y compartes gastos no es nada, ya ves tú. Ya. El único problema es que, ¡no estás en Madrid! ¡Estás en la India!

En India todo es muchísimo más barato, también el transporte. Así que si pagas el mismo precio o uno parecido al que pagarías en tu país, 99,9% de posibilidades de que te estén estafando. Que esto te lo hagan los taxistas a la puerta del aeropuerto -que lo hacen- está mal pero vale, pero que te lo haga tu hotel o hostel creo que está especialmente feo.

Precios. Cuánto cuesta un taxi del aeropuerto de Delhi a Nueva Delhi (India)

¿Cómo evitas entonces que te timen al reservar un taxi en tu hotel? Muy fácil: no contratando los servicios de taxi del hotel, reservando el taxi tú mismo con la aplicación de Uber u  Ola (el Uber indio). Te ahorrarás timos, dinero y discusiones, del aeropuerto al hotel y durante el resto del viaje.

Un taxi del aeropuerto de Delhi a las tantas de la madrugada al centro (vamos a decir que centro es Chandni Chowk) no puede costar más de 500 rupias (unos 7 euros). De hecho, sobre estas líneas puedes ver una captura de pantalla de Uber con el precio de un taxi del centro de Delhi al aeropuerto, servicio compartido (POOL) y privado (UberGO), a las 19:00 horas un día entre semana (cuando hay un tráfico infernal y, por lo tanto, se tarda más que de madrugada). El precio máximo son 300 rupias. Si pagas más es porque tú quieres.

2. NIÑOS QUE TE PIDEN UNA FOTO, ¡PARA LUEGO COBRÁRTELA!

Casi en cualquier parte de la India, es habitual que grandes y pequeños quieran hacerse fotos con los turistas extranjeros, sobre todo si son blancos y occidentales, tanto con chicas como con chicos. Que te pidan fotos o te las roben entra dentro de la normalidad en la India. Los indios dicen selfie, selfie, se ponen junto a ti y se hacen una foto con su cámara o teléfono. La foto es para ellos, no para ti, aunque si quieres puedes aprovechar la situación y hacerte tú también una foto con ellos de recuerdo. Hasta aquí todo bien, ningún problema. Entonces, ¿cuál es el timo?

Los indios quieren hacerse fotos con occidentales

El timo es que se te acerque un niño y te digan que te saques una foto con él con tú cámara, no con la suya. Tras hacer la foto, ese niño te pedirán dinero o, en algunos casos, su ¿padre? vendrá y te pedirá dinero. Ahí viene el lío. El timo de los niños que quieren que te hagas una foto con ellos es muy frecuente en lugares turísticos de entrada gratuita (como, por ejemplo, Fathepur Sikri en Rajastán). Para evitarlo, basta con decir no, gracias y no hacerse ninguna foto. A partir de ahí, si los peques siguen insistiendo ignóralos. 

A veces los menores intentarán lo imposible para sacarte dinero: hacerse una foto contigo; hacerse los simpáticos (“amiga, ¿cuántos años tienes? ¿30? ¡Qué dices! Si aparentas 23”); darte pena (“no tengo familia, tengo hambre…”); pedir euros para su colección de monedas, etc. Sé amable con los niños -por muy cansinos que sean-. Ten siempre presente que los niños no son libres, que no eligen libremente estar ahí pidiendo, que les toca hacerlo, que alguien los envía. Piensa que utilizar a los niños para sacarle el dinero a los turistas no es solo una estafa, va en detrimento de los propios niños que son, en todo caso y sin excepción, las víctimas de esta situación (muy por encima del turista). Nunca le des dinero a los niños, si les das dinero solo conseguirás que sus ¿padres? les sigan mandando a pedir dinero a los turistas.

El tema de los ‘niños pobres’ puede resultar muy duro. Da muchísima pena, parte el corazón. Interactúa con los niños, diles que no deberían estar trabajando, que tienen que ir al cole y jugar con sus amigos. Muchos turistas se lo dicen, no te extrañe que repliquen que ese día ya han ido al cole o que no hay. Si no puedes hablar con ellos, ignóralos. Pero no les trates mal, ellos no tienen la culpa de que les haya tocado hacer lo que hacen.

3. DONATIVOS Y AMENAZAS EN LAS CREMACIONES DE BENARÉS

Benarés o Varanasi es la ciudad más sagrada de la India, un lugar famoso por las cremaciones a orillas del Ganges, entre otras cosas. Todo turista, hombre o mujer, puede asistir libremente a dichas cremaciones. El ritual es harto singular y el único requisito para presenciarlo es mostrar máximo respeto y hacer cero fotografías. Hasta ahí todo bien. Ahora, ni con muerte de por medio se libra uno de que intenten estafarlo en la India.

El primer timo en las cremaciones de Benarés (especialmente frecuente en el Ghat de Manikarnika, donde siempre hay varios cuerpos ardiendo) es que venga un fulano a contarte cosas sobre las cremaciones, te diga que trabaja allí y te pida un donativo para alguna ‘buena causa’ como, por ejemplo, pagar la madera de las cremaciones de las personas sin recursos. Por muy majo, muy limpio y muy bien que hable, lo que te cuenta ese hombre -siempre es un hombre- es mentira, no le des un duro. Estafa evitada.

Ghats de Benarés - Varanasi (India)

El segundo timo en las cremaciones de Benarés (también en el Ghat de Manikarnika) es que decidas sacar una foto de lejos y al segundo aparezca un tipo diciéndote que has infringido no se qué ley y que la sanción es una barbaridad de dinero, que si le das 500 rupias a él no te lleva donde la familia del difunto, ni llama a la policía, ni te rompe la cámara. La forma de evitar este timo es muy sencilla: en Manikarnika no saques la cámara ni el móvil. No hagas fotos ni de cerca, ni de lejos, ni de las hogueras, ni de las maderas, ni de nada. En Manikarnika no hagas fotos. Está prohibido. ¿Te gustaría que alguien fuese al funeral de tu mujer, padre, abuela etc. y se pusiera hacer fotos? Pues eso. No hagas fotos.

Si aún así decides hacer una foto de lejos y viene un tipo a pedirte dinero, ignóralo y no te pongas violento, por mucho que te amenace. Es posible que incluso el tipo te provoque con algún insulto. No entres al trapo, ignóralo y lárgate. Personalmente, creo que discutir con un tipo que no conozco por una foto en la que está envuelta la muerte, la superstición, las mafias de la madera y qué se yo qué más da bastante mal rollo. Evítalo a toda costa. No hagas fotos en las cremaciones de Benarés. No hagas fotos. ¡No las hagas!

4. VENDEDORES QUE TE HACEN EL LÍO, ¡EN ESPAÑOL!

India está llena de mercados, tiendas y vendedores. De ahí que la competencia entre unos y otros sea brutal y que los comerciantes se vean obligados a abordar y/o acosar a los turistas para captarlos como clientes. Con esta intención, los vendedores han ido desarrollando habilidades y, algunos, han aprendido idiomas: inglés, alemán, italiano y, sí, español. Porque, ¿a que te da mucha más confianza un indio que es muy simpático y habla español que uno con cara seria que no entiende ni papa? Ya, de eso vamos a hablar.

Mercado de Chandni Chowk, Nueva Delhi (India)

En India, como en muchos otros países, los vendedores dirán lo que haga falta para llevarte a su tienda y vender. Si te encuentras con un vendedor que habla muy bien español desconfía extra. Al hablar castellano es más fácil que bajes la guardia y te acabe colocando lo que sea. Si el vendedor habla castellano, ¡fantástico! Pero créete el 10 por ciento (o menos) de lo que te diga.

Este timo de los vendedores es muy habitual en ciudades como, por ejemplo, Benarés. En Benarés mucha gente acaba adquiriendo sedas -se supone- a precios casi europeos y, muchas veces, sin darse cuenta de que la han estafado hasta que vuelve al hotel y se sienta a hacer cuentas. Este es uno de los timos más habituales a turistas en la India, ándate con ojo.

5. TIENDAS QUE TE COBRAN DE MÁS POR SER EXTRANJERO

A veces ocurre que, aún estando en una tienda en la que hay un cartel enorme que pone, por ejemplo, “agua 20 rupias”, cuando vas a pagar el vendedor te dice “25 rupias”. A mi me pasó con un té en las estación de tren de Jaipur. Quería un té que valía 5 rupias y, cuando fui a pagar, el vendedor me dijo “10 rupias” y no se puso ni colorao.

¿Cómo se evita que te cobren de más por que sí? Protestando. Diciendo “oye, ahí pone 5 rupias” y entonces, con un poco de suerte, te ponen mala cara, te cobran las 5 rupias y te vas. Si no te quieren cobrar el precio real del producto adquirido, vete a la siguiente tienda y ya está. ¡Será por tiendas en la India!

Te rico en la India

6. HENA MUY BARATA, ¡EL CENTÍMETRO!

La cena es una especie de barro que las mujeres usan en la India y en otras partes del mundo para hacerse tatuajes temporales. Durante tu viaje, te ofrecerán cientos de veces hacerte la hena. No es en absoluto peligros así que, si te apetece, ¿por qué no? Ahora, extrema precauciones si no quieres que te estafen.

El timo de la hena es muy habitual en mercados y bazares y tiene diferentes variantes. Variante de timo con hena 1: que te pidan un precio, digas que sí y luego, una vez hecho el tatuaje, te digan que el precio es más del que te habían dicho de entrada por esto y lo otro. Variante de timo tipo 2: que acuerdes un precio escandalosamente barato, lo repitas hasta la saciedad para asegurarte de que lo has entendido bien, y que, una vez terminado el tatuaje, te digan que ese precio es por centímetro o pulgada. Aquí dos modalidades de timo con hena, pero no descartes que haya más.

Tatuajes de hena en Nueva Delhi (India)

¿Qué haces pues si, una vez terminado el tatuaje de hena, te piden más dinero del que acordaste? Muy fácil: tú acordases una cantidad, pagas esa cantidad, ni una rupia más, digan lo que digan. No escuches ningún argumento, no dejes que te hagan el lío porque no hay confusion alguna, te están haciendo el lío.

Para que tengas una referencia de precios en lo que a hena respecta: en Connaught Place (Nueva Delhi) me hicieron mano y ante brazo en hena por 100 rupias (por supuesto, una vez acabado el tema me pidieron 200, emplearon el timo 1); en Main Bazar (también en Nueva Delhi), intentaron cobrarme 850 rupias por un tatuaje acordado en 50 (emplearon el modo de timo 2). Esta gente tiene una cara como un piano y, muchas veces, intenta hacerte chantaje emocional con frases del tipo “soy un artista, no voy a coger 50 rupias por mi trabajo, para eso no me pagues nada”. Mi consejo es que dignan lo que digan pagues lo acordado, te vayas, y no vuelvas nunca más.

7. TUK TUKS QUE CAMBIAN DE PRECIO AL LLEGAR AL DESTINO 

Llamamos tuk tuks o auto rikshaws a esos cochecitos verdes y amarillos más o menos destartalados que pululan por los pueblos y ciudades de la India. El tuk tuk es un medio de transporte habitual que carece de contador al estilo de los taxis, por eso los conductores de tuk tuk están encantados de llevar extranjeros, porque pueden cobrarles lo que les de la gana. No solo eso. Con frecuencia, al llegar -o de camino- al destino, el conductor del tuk tuk puede decir que la carrera es más cara de lo en principio acordado o que le dijiste que tenía que llevarte hasta x y te ha llevado hasta y y has de pagarle más. Ya te han hecho el lío, ya te quieren cobrar de más por la cara. Esto en la enorme ciudad de Nueva Delhi, donde las distancias son enormes, está a la orden del día.

¿Cómo solucionar o evitar los líos con los conductores de tuk tuk? Opción a) (y mi encarecida recomendación) no coger tuk tus en la calle. Instala la app gratuita de Ola -el Uber indio- y podrás solicitar tuk tus desde el móvil. La aplicación fija el precio de la carrera, si la utilizas podrás montar en auto rikshaw sin tener que discutir. Opción b) pagar lo establecido y que el tuk tuk diga misa. En este último supuesto pueden ocurrir multitud de situaciones: que tengas un pollo del copón con el conductor del tuk tuk en mitad del tráfico; que amenace con llamar a no sé quién; que se haga el digno y no quiera cogerte el dinero acordado. Tu págale lo acordado y lárgate, cuanto más rápido mejor. No dejes que el conductor se aproveche de que ’50 rupias para ti no son nada’. 50 rupias al día durante un mes al final son muchas rupias y, aunque no lo fueran, son tus rupias.

Cómo pedir tuk tuks en Ola, el uber indio

(*) NOTA: Al coger tuk tuks ten cuidado con las direcciones. Muchas veces le dices a un conductor de tuk tuk, GPS en mano, que te lleve a tal o cual sitio y no tiene ni idea. Mi experiencia es que a los conductores de tuk tuk (y a los conductores en general en la India) no se les da muy bien leer los mapas. Si quieres viajar en tuk tuk, ármate de paciencia.

8. COMPRAR ENTRADAS FUERA DE TAQULLA

Donde hay un lugar turístico que requiere el pago de una entrada para acceder, hay un montón de personajes vendiendo ‘entradas’ para que no tengas que esperar la cola. Ahora, estas entradas pueden ser verdaderas o no y, en el caso de que sean verdaderas, seguro que te cuestan más que la entrada en taquilla. ¿Cómo se evita que a uno le vendan una entrada falsa? Compra siempre la entrada en la taquilla oficial. Así te aseguras de que las entras sean a) válidas, y b) lo más baratas posible. Esta situación se da mucho, por ejemplo, en Agra a la entrada del Taj Mahal. Es un timo muy frecuente a turistas en la India, ten cuidado.

Cristina E. Lozano, sari, Taj Mahal, Agra, India

Con el tema de entradas también pueden ocurrir otras cosas. Por ejemplo, puede ocurrir que te aborde alguien y te diga que hace falta comprar una entrada para entrar para entrar a x pero que, en realidad, no haga falta ninguna entrada (y que te enteres en la propia puerta de que mengano te ha birlado un puñado de rupias). Puede ocurrir también que un lugar sea de acceso gratuito pero que en la puerta unos ‘señores oficiales’ te intente cobrar y, de hecho, te cobren por entrar. Esto último ocurre, por ejemplo, en la Jama Masjid de Nueva Delhi, una de las mezquitas más importantes de la India y de Asia. ¿Cómo puedes evitar tener que pagar la falsa entrada de la Jama Masjid de Delhi, cómo evitar que te soplen 300 rupias porque sí? En este artículo titulado Cómo entrar gratis a la Jama Masjid te explico cómo lo hice yo y, a partir de ahí, tú haz lo que te parezca.

9. VENTA AMBULANTE EN MONUMENTOS A PRECIOS EXAGERADOS

Ya hemos dicho que en la India hay muchos mercados, tiendas y vendedores y, por tanto, mucha competencia entre ellos. Esto se traduce en que los vendedores van a buscar potenciales clientes hasta las mismas puertas del templo si hace falta. La venta ambulante está omnipresente en la India y, por supuesto, los productos que se venden de esta forma son más caros de lo que serían en una tienda normal.

Polvos de colores. Mercado de Orccha (India)

¿Cómo evitar que nos vendan artículos a un precio absurdamente exagerado? A) No compres nada a la puerta de ningún sitio. Tan fácil como eso. Cualquier cosa que te ofrezcan a la puerta de un monumento la vas a encontrar luego en cientos de tiendas. B) Si quieres comprar algo a la puerta de un monumento o templo, regatea sin piedad. Si te dicen 1200 rupias por un libro, tu di que 100 (y, aún así, probablemente el libro vale 40). El ejemplo del libro no es una exageración, es un precio real por un librito pedido a la entrada del templo Laxmi Narayan o Birla Temple (Nueva Delhi). Como norma general, no compres nada a los vendedores ambulantes. Siempre te van a sacar muchos más cuartos de los que te va a sacar el vendedor de la tienda normal. Este timo a turistas es muy frecuente en la India. Avisado estás.

10. TIKAS, PULSERAS Y BENDICIONES GRATUITAS (QUE NO LO SON)

El punto final de esta lista que para desgracia y desesperación del viajero podría extenderse muchos puntos más, tiene que ver con las tikas o bindis (puntos o dibujitos que te pintan en la frente), las pulseritas, los templos, etc. Con esas cosas que en principio te ofrecen gratis brahmanes, sadush (resumiendo mucho, un sadush es un hombre santo, un tipo hindú que se ha vuelto asceta o monje y que busca alcanzar la iluminación a través de la penitencia, la austeridad y una apariencia física muy rara para un occidental), niños y otros personajes de difícil clasificación.

Bendición de un brahman junto al Ganges en Benarés - Varanasi (India)

Si bien de entrada esta gente te ganan con una sonrisa y el es gratis, en la práctica en el 99 por ciento de las veces te piden una donación por sus ‘servicios’ o ‘regalos’. Esto ocurre mucho en cualquier sitio donde hagan pujas u ofrendas como, por ejemplo, en los ghats que hay junto al río Ganges en las ciudades sagradas de Hardiward y Benarés.  ¿Solución? Ser amable y decir no, gracias, especialmente si quien te aborda es un niño o una niña. Recuerda que, cuanto más gane ese niño o niña, más posibilidades tiene de seguir en la calle trabajando y no yendo al colegio.

En el caso de que uno se vea envuelto en que un brahman, un sadhus, un niño o qué se yo quién le quiera pintar una tika, colocar una pulserita o bendecir (o las tres a la vez), se pueden adoptar diferentes estrategias. La mía es dar las gracias y no dejarme hacer, insistiendo siempre en que no tengo un duro. Si aún así se empeñan muchísimo en bendecirme y acabo metida en el lío (que también mola, ¿que no?), mira chico, yo ya te dije que no tenía un duro. Y no les doy un duro. Fin. Pero nunca me pongo borde, digo que no tengo dinero y punto.

Muchos dicen que vale, algunos con mala cara, otros con resignación y los menos se enfadan. Se pongan como se pongan, no te sientas culpable. Tú no pediste nada ni le estás haciendo un gasto horrible a la persona en cuestión -no es como si fueras a un restaurante, comieras y luego dijeras que no pagas-. Ellos solo han invertido en ti, a lo sumo, una miaja de pintura, un poco de cuerda y una bendición. Y tú ya dijiste desde el principio que no, gracias, que no tenías dinero. No te sientas en deuda con ellos: tu no has mentido a nadie.

En el caso de que sea un niño o una niña el que venga a pintarme, no le dejo nunca que lo haga por los motivos que ya expuse al principio: los niños no tienen que estar trabajando, tienen que estar en el cole o jugando con sus amigos. Y en el caso de que, por lo que sea, el peque me acabe pintando algo, nunca le doy dinero. En ningún caso, en ninguna situación por mucha pena que de, hay que darle dinero a un niño o a una niña. Ese dinero no le va a ayudar, muy al contrario.

Hasta aquí la explicación sobre los timos y estafas a turistas más frecuentes en la India y cómo evitarlos. Pero las cosas como son, a todos nos han tangado alguna vez, en la India y en otros sitios. ¿No es verdad?

Si conoces más timos o estafas a turistas en la India, si sabes cómo evitarlos y afrontarlos, deja un comentario bajo este post contando tu experiencia. Ayuda a otros viajeros a que no les pase lo mismo. Gracias y, ¡a disfrutar de la India que es un país maravilloso!

SI TE HA INTERESADO ESTE ARTÍCULO, TE INTERESARÁN…

El infierno es Nueva Delhi

¿Qué vacunas necesito para viajar a la India? 

Azul, rojo, amarillo, ¿qué significan los colores en la India?

15 comentarios en “10 timos y estafas a turistas en la India (cómo evitarlos y afrontarlos)

  1. Hola Cristina!
    Me ha encantando tu artículo, me ha recordado el viaje que hice a la India hace un par de años. Y hasta he descubierto algún timo del que fui víctima y lo desconocía! (el del donativo para la madera en Varanasi). Como también sufrimos varios timos e intentos de timos (yo creo que siempre que vas te lían alguna) en su día escribí este post, que espero que te guste:

    https://vueloporelmundo.blogspot.com.es/2015/10/que-hacer-para-que-no-te-timen-en-delhi.html

    Un saludo y gracias por tus artículos!

    1. Gracias por compartirlo Alicia, seguro que ayuda a otros viajeros 🙂

      Por cierto, ¡también vi el de las agencias de turismo! El de “te llevo a la agencia oficial” y luego acabas en la agencia de su primo. Estos indios… ¡Cómo son!

  2. Un artículo súper útil. Tengo muchas ganas de ir a la India pero a la vez tengo que reconocer que me da bastante respeto por este tema de las estafas… Parecen muchas y muy variadas xDD. Muchas gracias por toda la información y desde luego, creo que lo más útil es tu manera de actuar y que tienes mucha razón con el tema de los niños. Me quedo con las ganas de saber cómo te libraste de los “señores oficiales”, estaré pendiente 😛

    ¡Un saludo!

  3. ¡Más razón que un santo!

    Menos el timo de la henna, me han intentado colar todas las demás modalidades.
    Es cierto que hay que armarse de paciencia, pasar mucho de todo, y no enfadarse. Y añado algo más: tomárselo todo con un poco de humor. En ciertos casos me he librado de algún pesado diciendo algo totalmente absurdo que lo dejara fuera de juego, por ejemplo: que le compraba lo que me querían encasquetar a cambio de un autógrafo porque soy un futbolista famoso.

    ¡Gracias por compartir todas estas experiencias!

    Luis

  4. Muy cierto el artículo, lamentablemente India está llena de estafadores, es algo crónico que no se limita al turista, sino que se extiende a toda la sociedad, pero también pasa en muchos otros sitios como Marruecos, Egipto, Myanmar, etc
    Dicho esto, no dejéis de visitar este hermoso país.

  5. Enfrentarse a los timos es parte de la experiencia de viajar a India. Con tus útiles consejo será más fácil echarse unas risas al reconocerlos y librarte de ellos. ¡Gracias!

  6. Un artículo muy útil! Lo tendremos en cuenta para cuando viajemos a India… Ya en Tailandia tuvimos que poner en práctica lo de ignorar y lo de pagar lo acordardo e irnos, porque nos hicieron el lío con el tuk tuk y con las botellas de agua un par de veces. A la tercera ya no coló! ?

    Saludos!

  7. Otro pequeño timo: los coleccionistas de monedas: se te acercan niños pidiéndote una moneda para su colección ( one Coín for my collection) después de los niños a mi me vino un señor mayor queriendo que le cambiara a rupias bastantes monedas de euro

Deja un comentario