10 frutas que tienes que probar en Tailandia

La fruta y yo nos hemos hecho amigas en Tailandia. Las golosinas de la naturaleza crecen aquí por todos lados, se venden a precios económicos y en un formato súmamente práctico. Casi cada día practico el siguiente ritual: voy al puestillo callejero de turno, señalo la que me apetezce, me lo parten en trocitos, me dan un palo y me lo llevo en una bolsita rollo take away. Un tentempié fresco, sano y casi siempre muy dulce.

El precio de cada manjar varía en función de lo que elijas. En principio una pieza hermosita debería costarte entre 20 y 40 baths (entre 0,4 y 0,9 euros, 40 baths es ya precio guiri, regatea). La oferta de frutas es muy amplia y diferente a la española. Si viajas al país de las sonrisas aprovecha y prueba todas las que puedas, dando siempre prioridad a las que en ese momento estén de temporada. Te dejarán un muy buen sabor de boca. 

COCO. En Tailandia vas a encontrar al menos dos tipos de cocos. Los pequeños y los grandes. Para mi estos últimos son los buenos. Los verás en muchos carritos de comida de Bangkok, Chang Mai y las islas

Cocos grandes. Tailandia

Su formato es un poco diferente pues se venden de entrada como bebida. La forma de consumición es la siguiente: te bebes el jugo con una pajita y luego te comes la carne con una cuchara. Si el agujero de arriba es grande mete la cuchara a través, si no te cabe pide que te lo agranden o que directamente te partan el coco en dos. De todas las frutas de la lista esta es la más cara (entre 40 y 60 baths -entre 0,9 y 1,4 euros-, más es un timo o un local muy guay). CONSEJO: Cualquier batido o zumo que te tomes estará más bueno con jugo de coco.

DRAGON FRUIT. La dragon fruit es esa cosa que parece un pokemon rosa con brazos verdes. No se abre con las manos, necesitas un cuchillo para acceder a su corazón cuyo color varia en función de su madurez. Su interior puede ser blanco o morado y siempre tiene motitas negras (que no pepitas). Quizá de todas las frutas de la lista esta es mi favorita, por sabor y exotismo. A parte de en Tailandia solo la he encontrado en México, aunque si mis fuentes no me fallan podrás hacerte con ella en otros puntos de Asia.

Dargons fruits en Tailandia

DURION. El durion es esa cosa enorme de gruesa piel que parece una piña oscura de pinchos, puede tener mango o no. Su corazón es blanco y durante los meses del verano español (rainy season en Tailandia) está de temporada. A mi no me entusiasma en exceso pero se deja comer.

LONG YAN. El long yan o quizá mejor dicho los long yan son una suerte de uvas gigantes de cáscara dura amarronada que se venden en racimos. Según su madurez pueden ser más o menos dulces y llevar un tito dentro que puedes comerte o no (los thais no se lo comen). Son faciles de transportar y conservar, ideales para llevar de excursión.

MAÍZ. No tengo muy claro que una mazorca cuente como fruta pero como es vegetal y esta es mi página admito pulpo. Aunque a primera vista no te pegue mucho al ojo anímat a probar un elote. Tiene su punto, aun caliente.

Maíz en Tailandia

MANGO. Amarillo o naranja por fuera y amarillo o naranja por dentro. No creo que haga falta que te diga como es un mango, si que Tailandia es un sitio ideal para ponerse hasta arriba de ellos. Su evolución hipercalórica es el mango stiky rice (mango con arroz pegajoso en leche de coco). Este último formato me vuelve loca, ¡no te puedes ir sin probarlo!

Mango stiky rice. Tailandia

MANGOTEENS. Los mangoteens son unos frutos morados redondos tamaño mandarina, de unos cinco centímetros de diámetro, con unas hojas tipo cabecitas en la parte superior. Se pueden abrir fácilmente con los dedos y por dentro tienen gajos. También son perfectos para llevar con seguridad y sin miedo a acabar con la mochila pringosa. En Europa yo no los he visto nunca así que ya sabes, probar, probar, probar.

Mangoteens en Tailandia

MINIPLÁTANOS. Pues eso, plátanos pequeños y más dulces que los de Canarias. Generalmente los venden en racimos así que mejor si vas en grupo, así podrás compartir con los colegas y no acabar con un empacho digno de la mona Chita. Su evolución hipercalórica es banana in coconut milk (plátano en leche de coco). Si, esto último también me vuelve loca, ¡qué cosa más rica!

RAMBUTÁN. También encontrarás rambutanes por todos lados, tanto en la ciudad como en las islas. Son esas uvas rosas con largos e inofensivos pinchos verdes o amarillentos. Son dulces, como casi todas las cosas por aquí, y relativamente fáciles de abrir metiendo la uña si están maduros. Por dentro pueden tener tito o no, depende de su edad. Están buenos y son divertidos.

Rambutan en Tailandia

SANDIA. Una sandía, a. k. a. water melon, no creo que haga falta que te explique cómo es. Tanto en trozos pero muy especialmente en zumo resulta muy refrescante.

*   *   *   *   *   *   *

Viaja en mi Mochila en directo a través de  Twitter,  FacebookInstagram YOUTUBE. Si lo prefieres, suscríbete al boletín mensual y recibirás la información más relevante por e-mail una vez al mes. Todas y cada una de las opciones son válidas, gratuitas y contribuyen a que esta web pueda seguir generando contenidos. Apúntate, ¿a qué esperas?

Deja un comentario